10 de mayo de 2007

Brasil/Bolivia.-'Lula' ordena a Petrobras aceptar oferta de Bolivia y vender las dos refinerías por 81 millones de euros

BRASILIA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Luiz Inácio 'Lula' Da Silva, ordenó a la estatal Petrobras a aceptar la oferta presentada por el Gobierno boliviano para la adquisición de las dos refinerías por un monto de 110 millones de dólares (81,5 millones de euros), informó la agencia brasileña de Estado.

El comunicado, firmado por un "alto funcionario del Gobierno" brasileño y que fue recogido por los medios bolivianos, destaca que Petrobras propuso una oferta de 120 millones de dólares (88,9 millones de euros) por las dos plantas situadas en las provincias de Cochabamba y Santa Cruz. No obstante, en el encuentro no pudieron llegar a ningún acuerdo al respecto.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, insiste en que el precio que deben pagar por las refinerías de Guillermo Elder y Gualberto Villarroel, es de 81,5 millones de euros. Petrobras sostiene que la cantidad debe ser de 80 millones de dólares (59,3 millones de euros) por los activos de ambas compañías y 40 millones de dólares (29,6 millones de euros) por las disponibilidades de los combustibles.

En el comunicado, el funcionario brasileño manifestó su preocupación porque no se concrete alguna negociación y finalmente Brasil sea "responsabilizado de una eventual inestabilidad política en Bolivia en función de la controversia" generada por la venta de las refinerías.

El lunes, el Gobierno brasileño, a través del Ministerio de Minas y Energía, fijó un plazo de 48 horas a Bolivia para que defina la negociación de las dos plantas, que deberán a pasar a manos del Estado en el marco del proceso de nacionalización que decretó el presidente Morales.

Pese a que 'Lula' ha manifestado que está de acuerdo en que Petrobras endurezca sus acciones con Bolivia, ha dejado claro que este impasse no ha afectado las relaciones bilaterales.

Por su parte, el portavoz del Gobierno boliviano, Alex Contreras, informó hoy que las autoridades desean fijar un "precio justo" por la recompra de las refinerías. "Era una reunión de aclaraciones, aclaramos la propuesta que hizo Petrobras", explicó a los medios locales.

Por otro lado, el presidente de Petrobras Bolivia, José Fernando de Freitas, acotó que la propuesta de la estatal brasileña "se mantiene tal como está, y ahora el Gobierno se va a tomar su tiempo para hacer su evaluación".

El lunes, circuló por la prensa boliviana que, aunque ambas plantas fueron adquiridas en 1994 por 104 millones de dólares (76,8 millones de euros), ahora Petrobras quiere venderlas por 130 millones de dólares (96 millones de euros), pero Bolivia ha manifestado que sólo está dispuesto a pagar 60 millones de dólares (44,3 millones de euros).