23 de mayo de 2007

Brasil/Bolivia.- Petrobras advierte que suspenderá la negociación si Bolivia no paga por las refinerias el 11 de junio

SANTA CRUZ, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Los directivos de la empresa estatal brasileña Petrobras advirtieron hoy al Gobierno boliviano que tiene hasta el 11 de junio para pagar el 50 por ciento del monto acordado para la compra de las dos refinerías, o de lo contrario, suspenderán esas y otras negociaciones.

"Si Bolivia no cumple con el pago en efectivo por la compra de las dos plantas, el negocio se cae y no hay otras negociaciones pendientes", declaró a los medios locales el presidente de Petrobras en este país, José Fernando de Freitas.

El pasado 11 de mayo, el Gobierno boliviano acordó comprarle a Petrobras las refinerías de Gualberto Villarroel (ubicada en el departamento de Cochabamba) y de Guillermo Elder Bell (en Santa Cruz) por 112 millones de dólares (82,9 millones de euros), como parte del proceso de nacionalización de hidrocarburos que obliga a las empresas privadas a ceder la mayoría accionaria al Estado.

Ambas partes acordaron que el pago se realizará en dos partes de 56 millones de dólares (41,4 millones de euros), y el proceso completo deberá culminar en un lapso no mayor a 60 días a partir de la fecha en la que fue concretada la negociación.

"El 11 de junio se cumple un mes de las negociaciones y en esa fecha tiene que darse por concluido todo el proceso y, por consiguiente, la firma de los documentos correspondientes, fecha en la cual tiene que hacerse el primer depósito", aclaró Freitas.

Así, insistió que "si no hay pago, no hay negocio", sin mencionar cuáles serían las posibles acciones que asumirá la estatal brasileña en caso de que Bolivia no cumpla con el convenio que provocó un choque diplomático entre ambos países, debido a que no podían llegar a un acuerdo sobre el precio de las dos refinerías.

Por otro lado, en la prensa boliviana corrieron rumores sobre la posibilidad de que el Gobierno de este país presentara en los próximos días una propuesta para liquidar la compra de las dos plantas suministrando gas a Brasil, sin embargo, Freitas aclaró que no hay nada oficial al respecto.

"No se ha mencionado en ningún momento, pero si el Gobierno hiciera esa propuesta, ésta tendría que ser analizada (...) pero insisto en que el compromiso es pago en efectivo con depósitos en una cuenta en el exterior", remarcó el principal ejecutivo de la empresa brasileña.