29 de marzo de 2007

Brasil.- Brasil fija un plazo de 180 días a las FFAA para que ofrezcan la información sobre las guerrillas de los '70

BRASILIA, 29 Mar. (EP/AP) -

Una comisión especial recomendó este miércoles dar 180 días a las Fuerzas Armadas brasileñas para que presenten las informaciones que dispongan sobre las guerrillas que actuaron en el país en los 70, o para que prueben que tales datos fueron destruidos.

Las recomendaciones de la comisión ya cuentan con la aprobación del presidente Luis Ignacio Lula da Silva a la copia del informe que recibió la pasada semana, según informó a la prensa el ministro Paulo Tarso, de la Secretaría Especial de Derechos Humanos.

La Secretaría presentó en la jornada las recomendaciones contenidas en un abultado informe y que fue elaborado por representantes de cinco ministerios, incluido el de Defensa.

La Comisión Especial fue creada en octubre del 2003 por decreto de Lula con el fin de identificar la localización de los guerrilleros dados por desaparecidos durante la represión. El grupo de la comisión no logró, sin embargo, encontrar restos de rebeldes durante sus trabajos.

La citada Comisión indicó en su informe que si a documentos que tiene en su poder se pudieran sumar algunos que estén "en manos de particulares, inclusive de militares de la reserva...será posible consolidar datos que permitan, sino encontrar los cuerpos, convertir en oficial el reconocimiento del estado brasileño de lo que ocurrió en el período" de actuación de la llamada guerrilla de Araguaia, que actuó en zonas de la selva del norte de Brasil.

Esa guerrilla actuó durante un período de la dictadura (1964-1985) y estaba compuesta por miembros del Partido Comunista de Brasil y campesinos. Fue aniquilada por las Fuerzas Armadas y según la Secretaría de Derechos Humanos serían aproximadamente unos 70 miembros rebeldes los que están considerados como desaparecidos desde entonces.

Según dijeron las Fuerzas Armadas "toda la documentación oficial sobre la 'guerrilla de Araguaia' fue destruida en diferentes momentos históricos", dijo la Comisión Especial en su informe. Entonces ahora debe "presentar en 180 días todas las informaciones reclamadas o presentar los respectivos términos de destrucción de los citados documentos", agregó la Comisión.

El ministro de Defensa en 2004, José Viegas, fue quien reveló en aquel año la quema de los documentos y dijo que tal destrucción obedeció a normas legales de un decreto emitido por la misma dictadura.

Sin embargo, activistas y familiares dudan de la versión y aseguran que tal decreto de destrucción, de 1977, fue revocado por las cortes brasileñas en 1997.

El informe de la Comisión Especial también recomendó al ministerio de Defensa mantener una "instancia administrativa permanentemente abierta" para "escuchar de sus miembros, activos o en la reserva que puedan dar información acerca de la localización de los restos mortales de desaparecidos".