15 de enero de 2007

Brasil.- Brasil intensifica los contactos para relanzar las negociaciones de la Ronda de Doha de la OMC

BRASILIA, 15 Ene. (EP/AP) -

Brasil intensificará esta semana en Washington y Nueva Delhi los contactos para tratar de relanzar las negociaciones de la Ronda de Doha, dentro de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Por su parte, el director del departamento económico del ministerio de Asuntos Exteriores, Roberto Azevedo, aclaró que en su viaje "nosotros no vamos a estar negociando nada" porque carece del mandato para ello y porque sólo buscan "aproximar posiciones" e "intercambiar ideas".

"Los contactos son para facilitar el relanzamiento de la Ronda...que no tiene plazo de conclusión, pero cuanto más rápido, mejor", dijo Azevedo a periodistas.

El funcionario viajará mañana, martes 16, a Washington donde se entrevistará hasta el viernes con miembros del comité de finanzas y el de agricultura, y con delegados como la representante Comercial estadounidense, Susan Schwab. "Los congresistas no dejan de ser una parte importante de ese proceso (negociador)...ese tipo de contacto es muy importante para, por ejemplo, corregir errores de percepción, que soy muy frecuentes", dijo Azevedo.

"Los congresistas no están negociando...(y) con frecuencia quedan rehenes de informaciones que leen en la prensa o que oyen de segunda mano y no tienen, necesariamente, información precisa, correcta y creo que es importante que tengamos ese contacto más frecuente", explicó.

El sábado, 20 de enero, Azevedo continuará rumbo a Nueva Delhi donde permanecerá dos días para entrevistarse con su contraparte de India, su socio en el Grupo de los 20 (G-20), que está integrado por Brasil, Argentina, China, entre otros; naciones de enorme poderío agrícola y que presentan un frente común en la OMC por la eliminación de los subsidios que dan los países del norte a sus agricultores.

A India "yo no voy para pedir nada, no voy allá a recomendar nada. Yo voy para tener un contacto informal sobre los varios puntos negociadores que están causando el 'impasse' (en la Ronda) y procurar buscar alternativas", dijo Azevedo al ser preguntado por las versiones aparecidas en la prensa en las que se sostiene que Washington buscaría que Brasil convenza a India a una mayor apertura agrícola.

Las conversaciones de la Ronda de Doha, por la capital de Qatar donde fueron lanzadas en el año 2001, fracasaron en julio en Ginebra.

Las negociaciones naufragaron por desacuerdos sobre un mayor acceso al mercado agrícola de las naciones industrializadas, una demanda del G-20, a cambio de una apertura en el sector de bienes industriales y de servicios de los países en desarrollo, o la contrapartida exigida por el bloque de 27 naciones de la Unión Europea (UE), Estados Unidos, Japón, entre otros. Azevedo declinó comentar qué tipo de nueva oferta podría hacer Brasil.

En "Estados Unidos creen que esa propuesta de apertura de mercado (agrícola del G-20) aún es tímida. Estados Unidos tiene todo el derecho de creer eso, como por otro lado el G-20 también puede creer que la propuesta de corte de subsidios americanos aún es tímida y por tanto ellos también van e tener que dar su cuota de contribución".

Ya en 2005, el G-20 propuso una reducción de sus tarifas agrícolas en 36 por ciento, una oferta considerada tímida por las naciones industrializadas. Estados Unidos, a su vez, tiene internamente un techo para otorgar subsidios a los agricultores de 48.000 millones de dólares anuales (37.111 millones de euros), su oferta es cortarlos a 22.500 millones de dólares (17.398 millones de euros) al año. Pero tanto la UE como el G-20 destacan que sólo en 2005, Estados Unidos entregó ayudas por 20.000 millones de dólares (15.461 millones de euros), o sea que el corte real es mínimo y reclama una mayor reducción.