25 de agosto de 2013

Brasil.- Brasil investigará la salida clandestina de Bolivia del senador boliviano condenado por corrupción

RÍO DE JANEIRO, 25 Ago. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Brasil ha prometido este domingo investigar cómo ingresó al país el senador opositor boliviano Roger Pinto, que llevaba asilado en la Embajada de Brasil en La Paz desde hace más de 15 meses para evitar cumplir una condena de un año de cárcel por corrupción.

Las circunstancias de la salida ilegal de Pinto de Bolivia son aún poco claras. Sin embargo, según el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado brasileño, Ricardo Ferraço, que le recibió a su llegada a Brasil, Pinto salió de La Paz a bordo de un automóvil diplomático brasileño y fue acompañado por militares brasileños durante el viaje de 22 horas hasta Corumbá, una ciudad del lado brasileño de la frontera desde donde voló a Brasilia.

Nada más aterrizar el senador opositor, quien se siente perseguido políticamente por el oficialismo boliviano, expresó su "agradecimiento una vez más a todos en Brasil, a sus autoridades", dijo hablando en portugués y con cara de cansancio.

Por su parte, Bolivia sugirió que pediría su extradición. "La fuga del país convierte al Sr. Pinto en un prófugo de la justicia boliviana", dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado. "Por lo tanto, se activarán todas las acciones legales que correspondan, en este caso, tanto dentro del derecho internacional, de los convenios bilaterales, así como en el marco del propio Derecho Interno boliviano".

Ademñas, el ministro de Gobierno boliviano, Carlos Romero, aseguró que las autoridades bolivianas ya habían notificado la huída de Pinto a la Interpol. "Evidentemente ha abandonado ilegalmente el país con cuentas pendientes ante la justicia y, bueno, corresponde aplicar los procedimientos posteriores", comentó en una entrevista con medios estatales.

Por el momento, el Ministerio de Exteriores de Bolivia está usando canales diplomáticos para protestar y convocó al encargado de negocios de la Embajada brasileña para pedir aclaraciones sobre lo ocurrido.

"El Ministerio está reuniendo elementos acerca de las circunstancias en que se verificó la salida del senador boliviano de la embajada brasileña y su entrada al territorio brasileño", dijo la cancillería en una nota. "Se abrirá una investigación y se tomará las medidas administrativas e disciplinarias que correspondan", añadió.

Pinto se refugió en la Embajada de Brasil en La Paz el 28 de mayo de 2012 asegurando ser víctimas de una persecución política. El Gobierno de Dilma Rousseff le concedió el asilo político, pero Bolivia se negó a darle un salvoconducto argumentando que debía responder ante los tribunales de justicia por cargos de corrupción de cuando era prefecto del departamento de Pando, por lo que se recluyó en la Embajada desde entonces.

Brasil también anunció la apertura de una investigación que aclare la salida clandestina del senador boliviano para evitar dañar las relaciones bilaterales con Bolivia, un aliado político y proveedor de gas natural.