20 de septiembre de 2007

Brasil.- La Cámara de Diputados aprueba un impuesto que 'Lula' considera clave para la economía de Brasil

BRASILIA, 20 Sep. (EP/AP) -

Tras un debate de 13 horas, la Cámara de Diputados de Brasil aprobó esta madrugada la extensión hasta 2011 del cobro de una tasa del 0,38 por ciento sobre las operaciones financieras, impuesto que el presidente, Luiz Inacio 'Lula' da Silva, considera clave para las finanzas brasileñas.

La Contribución Provisional sobre los Movimientos Financieros (CPMF) fue considerada ayer por el presidente como un ingreso clave para las arcas nacionales al que "ningún gobierno puede renunciar". La CPMF grava entre otras cosas, la emisión de cheques.

A pesar de la victoria legislativa, el Gobierno deberá enfrentar ahora un segundo debate y votación en la Cámara Baja y otras dos discusiones en el Senado antes de su promulgación. Con la coalición de 11 partidos, el Gobierno tiene la mayoría en la Cámara de Diputados, pero no en el Senado.

Los partidos en la oposición han dicho que bloquearán la votación de la CPMF en protesta por la absolución la semana pasada del presidente del Senado, Renan Calheiros, en el juicio político al que fue sometido por sospechas de corrupción. El Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y su aliado, el Partido Demócrata (DEM) han dicho también que no votarán proyectos mientras Calheiros siga en su puesto.

'Lula' ha dicho que el país no puede prescindir de la CPMF porque sin esa tasa el Gobierno deberá reducir en unos 19.500 millones de dólares (algo más de 13.800 millones de euros) el presupuesto nacional, lo que reduciría el dinero destinado, entre otros, a partidas sociales.

El tributo, a pesar de haber sido creado en 1993 como una tasa temporal en medio de la crisis económica de aquellos años y como un mecanismo de financiar el sistema público de salud, ha seguido en vigencia con la aprobación sucesiva por parte del Congreso ante las peticiones de los gobiernos por sus apretadas cuentas nacionales.