29 de julio de 2007

Brasil.- Cientos de brasileños se concentran en Sao Paulo para criticar al Gobierno por el accidente del 3054

SAO PAULO, 29 Jul. (EP/AP) -

Cientos de brasileños marcharon el domingo hacia el lugar donde 199 personas murieron en la explosión del avión 3054 de la TAM para responsabilizar al Gobierno por la peor tragedia aérea del país.

A la cabeza del grupo de más de 1.000 personas estaba el doctor Mauricio Pereira, que vestía una camiseta con la foto de su hija de 22 años, una estudiante de primer año de medicina que estaba a bordo del vuelo 3054 que derrapó por la pista resbaladiza y se estrelló contra un edificio adyacente.

"Los funcionarios corruptos e incompetentes mataron a mi hija", decía un cartel que levantaba Pereira mientras caminaba hacia el local de carga contra el que se estrelló el Airbus 320.

La revista Veja publicó el fin de semana un informe que alega que la caja negra del avión mostró que el piloto había colocado la palanca de propulsión en la posición de aceleración mientras aterrizaba, sugiriendo un error del piloto.

Pero muchos de los manifestantes afirmaron duudar del informe porque aliviaba la presión a la que se enfrenta el Gobierno del presidente Luiz Inacio 'Lula' da Silva, que afronta una crisis política por no haber invertido en infraestructura aeroportuaria durante los últimos cinco años, a pesar del auge de los viajes comerciales.

"Es lo mejor que le podría haber pasado a Lula", dijo Gabriela Paulinho, una abogada que no conocía a ningún pasajero del avión pero llevaba una rosa amarilla para recordar a las víctimas, agregó: "Ahora van a responsabilizar al piloto porque está muerto".

El propulsor derecho de retroceso también estaba desactivado cuando aterrizó el avión, pero TAM Linhas Aeras Intelligentes SA dijo que estaba apagado siguiendo las medidas de seguridad del gobierno y que y el avión estaba en condiciones de volar.

La Fuerza Aérea brasileña dijo en un comunicado que el comité de investigación no entregó ninguna información a fuentes externas y que la hipótesis que presenta la revista es una de las tantas que se estudian.

Vega indicó que la posición incorrecta del acelerador hizo que la aeronave corriera a toda velocidad por la pista del aeropuerto de Congonhas y traspasara el borde de la pista.

La revista indicó también que el hecho de que la pista fuera corta también influyó ya que el avión no tuvo suficiente espacio para frenar.