1 de diciembre de 2011

La Comisión de Ética recomienda a Rousseff que destituya al ministro de Trabajo

BRASILIA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Ética de la Presidencia de Brasil ha recomendado a Dilma Rousseff que destituya al ministro de Trabajo, Carlos Lupi, al considerar que sus explicaciones sobre las irregularidades cometidas en la concesión de contratos públicos no son convincentes.

El presidente de la Comisión de Ética, Sepúlveda Pertence, ha explicado al diario 'Folha' que la decisión se ha tomado por unanimidad en la reunión celebrada este miércoles entre los cinco miembros del organismo presidencial, que ha durado cerca de cinco horas.

Según Pertence, han realizado esta recomendación a la presidenta al considerar "insatisfactorias" y "no convincentes" las explicaciones que el ministro de Trabajo ofreció al Congreso Nacional sobre las acusaciones de corrupción realizadas en su contra.

Esta recomendación a la Presidencia es la medida más grave que la Comisión de Ética puede adoptar, ya que se trata de un órgano consultivo, cuyas decisiones no son vinculantes, que se encarga de velar por el cumplimiento del Código de Conducta de la Alta Administración Federal.

Según la información publicada por la revista 'Veja', Lupi autorizó la firma de una serie de convenios con miembros de su partido político, el Democrático Laborista (PDT), la concesión de contratos públicos a ONG a cambio de diez millones de reales (4,11 millones de euros), realizó viajes privados a cargo del Ministerio de Trabajo y se ha ausentado durante seis años de la Cámara de Diputados.

Si finalmente Rousseff decide seguir la recomendación de la Comisión de Ética, Lupi se convertirá en el sexto miembro de su Gobierno en abandonar el cargo por un escándalo de corrupción. No obstante, parece que estos casos no han afectado a la imagen de la presidenta, que sigue contando con un gran respaldo popular.