4 de diciembre de 2012

Brasil.- Detenidos 60 policías por aceptar sobornos para permitir el tráfico de drogas en favelas del estado de Río

BRASILIA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Al menos 60 efectivos de la Policía Miliar brasileña han sido detenidos en el estado de Río de Janeiro por sus presuntos vínculos con las redes de tráfico de drogas que operan en las favelas y de las que supuestamente los agentes recibían dinero a cambio de permitir actividades delictivas.

La operación 'Purificación', coordinada entre distintos cuerpos de seguridad de Brasil, se ha saldado con el arresto de 60 miembros de las fuerzas de seguridad y de once personas vinculadas al narcotráfico en más de una decena de barrios pobres, principalmente en favelas de Bajada Fluminense dominadas por la organización criminal Comando Vermelho (Comando Rojo).

La operación, la de mayor repercusión en la historia de la Policía Militar, aún está abierta. La Justicia ha emitido 65 órdenes de arresto contra miembros de las fuerzas de seguridad y 18 contra civiles.

Según las investigaciones, los agentes detenidos trabajaban repartidos en once células a través de las cuales gestionaban sobornos de hasta 5.000 dólares al día, informa la prensa brasileña. La cantidad entregada a los policías variaba en función del volumen de negocio de los narcotraficantes.

En caso de que no se realizasen los pagos, los agentes supuestamente llegaban a secuestrar a sus familiares o interceptaban vehículos. Además, los arrestados también están acusados de negociar la entrega de armas.

DEPURAR RESPONSABILIDADES

La operación también le ha costado el puesto al comandante del XV Batallón de la Policía Militar de Río, teniente coronel Claude Lucas Lima, por ser el responsable último de las actividades de sus subalternos.

El máximo responsable de la Policía Militar, Erir Ribeiro, ha declarado que, a la vista de "la gran cantidad de policías implicados" en esta trama, Claude Lucas Lima no estaba vigilando correctamente a su batallón, lo cual fue un "error". La unidad a la que pertenecían los detenidos está formada por un total de 600 efectivos.

El nombre del excomandante del XV batallón aparece mencionado en algunas de las conversaciones telefónicas interceptadas durante la investigación, pero las autoridades no han hallado pruebas de que supiese de la existencia de los sobornos.

"No vamos a aceptar ningún policía corrupto", ha advertido Ribeiro, en un tono firme que también ha querido trasladar a la ciudadanía el ministro de Seguridad de Río de Janeiro, José Mariano Beltrame, quien ha defendido la actitud más "proactiva" en la lucha contra la corrupción.