13 de mayo de 2007

Brasil.- Dos rancheros brasileños serán juzgados por ordenar el asesinato de una monja de origen estadounidense

RÍO DE JANEIRO, 13 May. (EP/AP) -

Mañana comienza el juicio contra un ranchero brasileño por haber ordenado presuntamente el asesinato de Dorothy Stang, una monja de 73 años de origen estadounidense que falleció de seis disparos en el estado brasileño de Para, en la región amazónica.

Vitalmiro Bastos Moura, un cómplice y un intermediario están acusados de asesinar a Stang y las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos esperan que una sentencia condenatoria envíe un mensaje claro a la elite estatal para que deje de asesinar con impunidad a los opositores.

"Si Moura es condenado, los rancheros se lo pensarán dos veces antes de ordenar este tipo de asesinatos", afirmó Jose batista Afonso, un abogado de la pastoral católica.

En los últimos 30 años han fallecido 1.237 jornaleros, líderes sindicales y activistas políticos en disputas sobre tierras en Brasil. De ellos, 772 fallecieron en Para. Sin embargo, sólo se han celebrado cuatro juicios relacionados con estos casos.

La Fiscalía acusa a Moura y a otro ranchero, Regivaldo Galvao, de ofrecer 50.000 reales (18.300 euros) a un pistolero a cambio del asesinato de Stang, quien se oponía a la tala de un bosque cuyos terrenos querían utilizar para pastos los rancheros.