11 de diciembre de 2012

Un empresario incrimina a Lula en un escándalo de sobornos y desvío de fondos públicos

RÍO DE JANEIRO, 11 Dic. (Reuters/EP) -

El empresario brasileño Marcos Valerio, condenado por su responsabilidad en una trama de corrupción, ha asegurado ante las autoridades que el expresidente Luiz Inàcio Lula da Silva estaba al tanto e incluso autorizó una serie de sobornos y desvío de fondos públicos ocurridos durante su mandato, según informa el periódico 'Estadao de Sao Paulo'.

Valerio fue condenado a 40 años de cárcel por gestionar el dinero con el que el Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenece Lula, pagaba a miembros del Partido Laboral Brasileño (PTB) a cambio de su lealtad política.

El expresidente siempre ha negado tener constancia de dichos pagos, destapados en el año 2005. Sin embargo, Valerio ha remitido a la fiscalía una declaración en la que señala que Lula era un actor responsable y consciente dentro de lo que se ha conocido como 'escándalo de las mensualidades'.

Valerio, empresario de la comunicación, ofreció un nuevo testimonio en septiembre de forma voluntaria, según 'Estadao de Sao Paulo', que ve tras este paso un intento de obtener una rebaja de la pena. Junto a Valerio, el Tribunal Supremo condenó también a otros 24 aliados de Lula, que logró salir indemne políticamente de todo el escándalo.

La declaración de Valerio vendría a dar la razón a quienes, a lo largo de estos años, han asegurado que una trama de esa magnitud tenía que contar con el conocimiento o la aprobación de Lula, aunque nada de esto ha podido demostrarse.

El entorno del expresidente ha optado por guardar silencio ante estas nuevas revelaciones, que amenazan con ensombrecer la figura de uno de los políticos más populares de Brasil. Tampoco han hablado los abogados de Marcos Valerio para valorar la información de 'Estadao de Sao Paulo'.