8 de marzo de 2008

Brasil/España.- Brasil intensifica los controles de entrada para españoles como medida de reciprocidad

SAO PAULO, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El asesor especial de la presidencia brasileña Marco Aurélio Garcia admitió hoy que el Gobierno del país ha ordenado intensificar el control sobre los españoles que pretenden entrar en Brasil. Sin embargo, Garcia subrayó que no se trata de una venganza, sino de una medida de reciprocidad en referencia a las últimas estadísticas publicadas que indican que dos de cada cinco personas que se les impide la entrada en España a través del aeropuerto de Barajas es brasileño.

Esta reciprocidad, explicó Garcia, es un concepto diplomático. "Ya hicimos lo mismo cuando Estados Unidos impuso controles que nosotros considerábamos un poco exagerados en relación a los brasileños que llegaban. Exigimos los mismos procedimientos aquí. Lo que ocurre ahora es eso. La Policía Federal no hace nada más", declaró en declaraciones al diario 'Folha da Sao Paulo'.

El jueves pasado la Policía Federal brasileña impidió la entrada en el país a ocho españoles que pretendían desembarcar de un avión en el aeropuerto internacional de Salvador de Bahía.

Garcia dijo que la orden de establecer la reciprocidad partió del ministro de Justicia, Tarso Genro. Para él, el problema ocurrido en España se debe a la "campaña electoral" española. "Mantuvimos el mismo criterio. simplemente intensificamos un poco más la rutina. Es normal. El país tiene que hacerse respetar", dijo.

Garcia indicó además que el presidente brasileño, Luiz Inácio 'Lula' da Silva pretende ponerse en contacto con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la próxima semana para abordar este asunto.

Según Garcia el problema está localizado y será resuelto sin ninguna dificultad. "Vamos a tratarlo de forma civilizada. Somos respetuosos con las normas de la Unión Europea pero, del mismo modo, queremos para los brasileños el mismo respeto que se le debe a cualquier persona", agregó.

Garcia indicó además que las últimas informaciones procedentes de España indican que ha habido un cambio de actitud de los responsables españoles del Aeropuerto de Barajas y dio a entender que el tratamiento de los brasileños mejoró.