8 de marzo de 2007

Brasil.- Estudiantes, grupos sociales y ecologistas se manifiestan en Brasil contra la visita de George W. Bush

SAO PAULO, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Grupos de estudiantes, ambientalistas y miembros de los partidos de izquierda, incluido el Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenece el presidente brasileño, Luis Ignacio Lula da Silva, se manifestaron hoy por las calles de Sao Paulo en contra de la visita del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y la iniciativa de este país de establecer una alianza sobre la producción de etanol con ese país sudamericano.

Los organizadores de la manifestación, que se realiza en las calles de Sao Paulo a escasas horas de la llegada del mandatario norteamericano, denuncian que el pacto estratégico sobre el etanol podría enriquecer a los inversores extranjeros y al mismo tiempo esclavizar a los brasileños más pobres. Las estimaciones de la prensa local indican que acudieron unos 15 mil los asistentes a la manifestación de protesta, aunque los organizadores esperan la movilización de 20 mil personas.

"Sabemos que Bush y Estados Unidos son conocidos por aprovecharse de los países ricos en acuerdos que sólo los beneficiarán a ellos sin preocuparse por el medio ambiente", expresó una asistente a la marcha, publicista de 25 años, Mariana Schwarz.

Por su parte la organización ecologista Greenpeace advirtió hoy que un aumento en la producción de etanol en el país generaría un gran descontento social ya que los productores de caña de azúcar destinada a la fabricación de etanol son miembros de las familias más ricas del país o de corporaciones, mientras que los que pobres son quienes sólo cortan a mano la caña de azúcar.

Mientras, cerca de cuatro mil efectivos velan por la seguridad del gobernante norteamericano. Una de las medidas fue el cierre del espacio aéreo de la ciudad de Sao Paulo y los cortes parciales de las seis vías del sur de esa capital hasta el hotel Hilton Morumbi, donde se alojará George W. Bush este jueves.

El radio de protección, establecido por la aviación norteamericana, es un radio imaginario de 30 kilómetros alrededor del avión presidencial y cinco kilómetros en torno al hotel donde se alojará el mandatario.

Los cuatro mil hombres son miembros de la policía civil, militar, federal y de tráfico, además de bomberos, guardia civil metropolitana y soldados del Ejército. Sólo la Policía Militar (PM) puso a mil de sus hombres a trabajar en este operativo así como 300 vehículos y 24 caballos.

George W. Bush será recibido por su homólogo brasileño, Luis Ignacio Lula da Silva dentro de su gira por Sudamérica que le llevará además a Uruguay, Colombia, Guatemala y México.