26 de marzo de 2015

Brasil: No habrá "gran perdón" para las constructoras implicadas en el caso Petrobras

Brasil: No habrá "gran perdón" para las constructoras implicadas en el caso Petrobras
SERGIO MORAES / REUTERS

BRASILIA, 26 Mar. (Reuters/EP) -  

   El Gobierno de Brasil ha negado este miércoles que esté buscando otorgar un "gran perdón" a las compañías de construcción e ingeniería involucradas en el escándalo de sobornos que afecta a la compañía petrolera estatal Petrobras.

   Ante la posibilidad de una recesión, el gobierno de la presidenta, Dilma Rousseff, busca limitar las consecuencias económicas mediante acuerdos de clemencia con algunas de las 24 compañías bajo investigación que han frenado proyectos y despidieron trabajadores después de que Petrobras dejase de pagarles.

   Algunas de esas compañías, que incluyen a las principales constructoras del país, estaban presionando al Gobierno y al Poder Judicial para que otorguen un "gran perdón" para minimizar las consecuencias legales, según informa la agencia de noticias Reuters.

   Sin embargo, los fiscales dicen que tales acuerdos de clemencia obstaculizarían las investigaciones para castigar a ejecutivos corruptos, que presuntamente pagaron miles de millones de dólares en sobornos con fondos que fueron obtenidos mediante contratos sobrevaluados con Petroleo Brasileiro SA, como es conocida formalmente la compañía.

   "No existe tal gran acuerdo", ha añadido el fiscal general de Brasil, Luís Inácio Adams, en una audiencia en el Congreso.

   Por su parte, Valdir Simão, responsable de la Contraloría General de la Unión (CGU) de Brasil, ha dicho que cuatro de las 24 compañías han propuesto negociar acuerdos con su oficina. Se trata de las empresas OAS, Galvão Engenharia, Engevix y SOG Óleo e Gás.

   Una de ellas, Galvao Engenharia, presentó el miércoles una solicitud de protección por bancarrota. "Desde finales del 2013 hubo reiterados retrasos en los pagos que debía Petrobras por varios contratos. Esto se combinó con el menor acceso a los mercados de crédito para el sector de construcción ", dijo Grupo Galvao, matriz de Galvao Engenharia, en un comunicado.

   Para alcanzar un acuerdo con la CGU, las compañías deben admitir que participaron en ilícitos, entregar información a las investigaciones en curso, pagar los daños y establecer programas para cumplir con la nueva ley anticorrupción de Brasil.

   En este sentido, el fiscal Adams ha explicado a periodistas que estos posibles acuerdos no obstruirían las investigaciones criminales y que, en cambio, brindarían nueva información a los fiscales. El Gobierno defiende los acuerdos como la mejor forma para lograr que la compañía regresen los fondos a Petrobras o a las arcas estatales.

Para leer más