22 de noviembre de 2007

Brasil.- El Gobierno brasileño libera a 820 indígenas que trabajaban en una fábrica en condiciones degradantes

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 'grupo móvil' contra el trabajo en forma de esclavitud del Ministerio del Trabajo brasileño ha liberado a 820 indígenas guaraníes, caiuás y terenas que habían sido forzados a trabajar "en condiciones extremadamente degradantes" en una fábrica de la Compañía Brasileña de Azúcar y Alcohol (Agrisul) en Brasilandia, en el estado de Mato Grosso do Sul, en el suroeste del país, según informó hoy la agencia de noticias MISNA.

Según una comunicado del Ministerio, los investigadores comprobaron la presencia de alojamientos miserables y superpoblados que "no reunían las condiciones de habitabilidad o higiene" y que contaban con "cloacas a cielo abierto". De acuerdo con los investigadores, los indígenas no eran pagados desde hace meses y estaban obligados a comprar ellos mismos el agua y los productos de primera necesidad.

El procurador del 'grupo móvil', Jonas Tatier Moreno, precisó que "la empresa deberá pagar los salarios previstos y será penalizada por haber mantenido a los indígenas en condiciones de trabajo inhumanas".

Desde 1995, las autoridades brasileñas han liberado a más de 25.000 trabajadores que estaban en 'fazendas' en condiciones análogas a la esclavitud. El pasado mes de junio, 1.100 campesinos fueron rescatados cerca de Ulianópolis, en el estado de Pará, de una plantación de caña de azúcar propiedad de la 'Pagrisa', una empresa productora de bio-combustibles.