3 de diciembre de 2015

Brasil.- El Gobierno pide a sus aliados en el Congreso acelerar la votación sobre el 'impeachment'

BRASILIA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha pedido a sus aliados en la Cámara de diputados que aceleren la votación para decidir si finalmente la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, deberá someterse a un juicio político en el Congreso por irregularidades en las cuentas públicas.

Según el diario local 'O Globo', el titular de la Secretaría del Gobierno, Ricardo Berzoini, se ha reunido este jueves con los líderes de los socios del Partido de los Trabajadores (PT) en la cámara baja para trasladarles dicha petición.

Berzoini ha argumentado que el tiempo corre en contra del oficialismo, por lo que cuanto antes se solvente este trámite más garantías habrá para que la posibilidad del juicio político se desvanezca o, en caso de seguir adelante, Rousseff logre sobrevivir al mismo.

El secretario gubernamental pretende volver a reunirse en las próximas horas con los dirigentes alineados con Planalto para pactar su actuación en la comisión especial que se encargará de elaborar un informe recomendando o desaconsejando el 'impeachment'.

"El Gobierno quiere votar rápidamente", ha dicho el líder del Partido Laborista Brasileño (PTB) Jovair Arantes. "Quiere librar al país de esta agenda (de juicio político) para gobernar con más tranquilidad", ha explicado.

JUICIO POLÍTICO

El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, anunció el miércoles que, después de varios meses de incertidumbre, finalmente ha decidido abrir un juicio político contra Rouseff, por las irregularidades en las cuentas públicas del año pasado.

De las numerosas solicitudes que ha recibido, Cunha se ha basado en la presentada por los juristas Miguel Realle Júnior y Hélio Bicudo que se apoya en irregularidades contables, dejando al margen el escándalo de corrupción en Petrobras.

Cunha, del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), ha dado este paso poco después de que el PT acordara votar a favor de que el Consejo de Ética le siga investigando por sus cuentas secretas en Suiza, algo que a la larga podría apartarle del cargo.

Sin embargo, el jefe de la sede legislativa ha subrayado que la decisión sobre el 'impeachment' no guarda relación con este tema. "No hay ninguna motivación política. Lo habría rechazado si no fuera conforme a la Ley", ha sostenido.

UN PROCESO COMPLEJO

El juicio político a Rousseff no será algo inmediato, ya que, además de ser un proceso lento a nivel administrativo, se necesita un quórum importante en el Congreso Nacional --dos tercios de parlamentarios favorables, tanto en la Cámara como en el Senado--.

La apertura del proceso agrava la ya enquistada crisis política y de gobernabilidad que atraviesa el país, con la popularidad de Rousseff diezmada por la crisis y los escándalos de corrupción y un Congreso hostil que se niega a aprobar las medidas de austeridad que propone el Gobierno.

En caso de que el 'impeachment' contra Rousseff salga adelante sería la segunda vez en la que el gigante suramericano aparta a un presidente por esta vía, después del fin prematuro del Gobierno de Fernando Collor de Melo en 1992.