11 de mayo de 2012

Brasil.- El Gobierno, preocupado por los elevados precios de los hoteles de Río de Janeiro de cara a la cumbre de junio

BRASILIA, 11 May. (Reuters/EP) -

El ministro de Exteriores de Brasil, Antonio Patriota, ha confesado este jueves que el Gobierno está preocupado por el impacto de los elevados precios de los hoteles de Río de Janeiro sobre la cumbre de Naciones Unidas de desarrollo sostenible, que se celebrará en dicha ciudad el próximo mes de junio.

"Estamos preocupados. Queremos que la cumbre Río + 20 sea global, pero los precios de los hoteles son muy altos", ha dicho el canciller en declaraciones a la prensa al término de su comparecencia ante el Senado para informar de los preparativos del foro.

Las alarmas se han activado después de que el Parlamento Europeo decidiera esta semana cancelar el envío de una delegación formada por once eurodiputados a la cumbre debido al alto coste de los hoteles de Río de Janeiro.

"El enorme aumento del coste estimado de asistir a la cumbre no se puede justificar, especialmente en un momento en que muchos europeos se enfrentan a dificultades económicas", dijo el presidente de la comisión de Medio Ambiente de la Eurocámara, Matthias Groote.

"La ausencia del Parlamento Europeo o de otras autoridades será perjudicial", ha advertido el senador del estado de Santa Catarina (sur) Luiz Henrique da Silveira.

A petición de Da Silveira, el Senado ha aprobado enviar al alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, una solicitud para que negocie los precios de las habitaciones con los propietarios de los hoteles e incluso se ofrezca a subvencionar el alojamiento de las delegaciones internacionales.

A pesar de que Río de Janeiro es uno de los mayores centros de atracción del turismo de Brasil debido, sobre todo, a sus playas y a su ambiente nocturno, sus hoteles son escasos, antiguos y caros. Esta circunstancia ha disparado la preocupación, no solo por la cumbre de la ONU, sino también por la celebración del Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

Según una búsqueda realizada este jueves, solamente es posible reservar una habitación para el verano en un hotel ubicado lejos del centro de la ciudad, en uno de los barrios más populares de Río de Janeiro.

La semana pasada solamente había una habitación de hotel disponible en Copacabana para las fechas en las que se celebrará la cumbre a un precio diario de 2.263 reales (895 euros). Una semana después, el precio de la misma habitación cae hasta los 431 reales (170 euros).

Para garantizar la disponibilidad de habitaciones durante la cita del Río + 20, el Gobierno de Brasil ha reservado el 80 por ciento de las plazas de hotel. El sector espera que la ocupación en esas fechas supere el 95 por ciento.