17 de mayo de 2006

Brasil.- El Gobierno suspende una operación militar en Bolivia para "evitar malentendidos"

BRASILIA, 17 May. (EP/AP) -

El Ministerio de Defensa confirmó el martes que ha suspendido la realización de ejercicio militares en una zona de frontera con Bolivia para evitar "eventuales interpretaciones equivocadas".

A la vez se informó de que el ministro de Asuntos Exteriores, Celso Amorím viajará el fin de semana a La Paz para mantener una ronda de negociaciones diplomáticas con el gobierno del presidente Evo Morales.

La agenda del viaje, que el mismo canciller había anunciado la semana pasada en una reunión en el Congreso pero sin dar fecha, no fue divulgada de inmediato.

Las tensiones entre Brasil y Bolivia surgieron a raíz de la nacionalización de los hidrocarburos anunciada por el Gobierno de Morales el 1 de mayo, cuando tropas del ejército se apostaron en instalaciones de las empresas petroleras extranjeras.

Los ánimos parecieron calmarse tras un encuentro de Morales con el presidente Luiz Inacio 'Lula' da Silva la semana pasada en Viena, donde ambos asistieron a la IV cumbre de América latina y la Unión Europea.

En ese ambiente, el ministro de Defensa, Waldir Pires, aseguró el martes en un comunicado divulgado a la prensa que como la "actual política externa brasileña de integración de América Latina no puede ser alterada, no sólo porque cuenta con el apoyo del pueblo brasileño, sino porque también es una determinación constitucional", su despacho decidió suspender unos ejercicio militares en la frontera con Bolivia y Paraguay.

"El Ministerio de Defensa decidió aplazar la operación, que es realizada regularmente, todos los años, en áreas próximas a las fronteras con Paraguay y Bolivia", dijo la entidad en su nota enviada por correo electrónico.

La suspensión de la operación, que comenzaría el 29 de mayo en una faja de unos 150 kilómetros dentro de territorio brasileño en límites con ambos países, "refleja apenas el cuidado elemental del Gobierno brasileño de evitar eventuales interpretaciones equivocadas para la realización de una operación de entrenamiento militar, aunque rutinaria, próximo a la frontera con Bolivia, en un momento en que los gobiernos boliviano y brasileño discuten política y diplomáticamente, cuestiones relativas a la exploración de petróleo y gas".