Haddad acepta la derrota frente a Bolsonaro y reivindica la responsabilidad de hacer oposición

Haddad acepta la derrota frente a Bolsonaro y reivindica la responsabilidad de hacer oposición
29 de octubre de 2018 REUTERS / STRINGER . - ARCHIVO

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El candidato a la Presidencia del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, ha aceptado este domingo su derrota frente al candidato ultraderechista, Jair Bolsonaro, y ha reivindicado la "responsabilidad" de hacer oposición.

"Me gustaría dar las gracias a los 45 millones votantes que nos han acompañado. Una parte expresiva de la población que necesita ser respetada. Tienen otro proyecto de Brasil en la cabeza y merecen reconocimiento (...) nos llevaron a la segunda vuelta", ha manifestado Haddad tras conocer los resultados de los comicios.

"Hay que defender las libertades de esos 45 millones de brasileños. Tenemos la responsabilidad de hacer oposición colocando los intereses nacionales y de todo el pueblo brasileño por delante de todo. Porque tenemos un compromiso con la prosperidad de este país. No debemos aceptar provocaciones ni amenazas", ha afirmado en un discurso ante los medios de comunicación del país.

Haddad fue elegido candidato del PT después de que el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva quedase fuera de la carrera electoral tras ser condenado a doce años de prisión por corrupción y blanqueo de dinero.

"Me gustaría agradecer a mis antepasados que me enseñaron el valor del coraje y a defender la justicia a cualquier precio. Todos los demás valores dependen del coraje", ha aseverado.

En relación con la situación que atraviesa el país, el candidato del PT ha alertado de que las instituciones han sido "puestas a prueba en todo momento". "Para empezar en 2016, con el 'impeachment' de Dilma (Rousseff), después la presión a Lula y el fin de su candidatura faltando a la resolución de la ONU", ha expresado.

En este sentido, ha instado a "seguir con coraje para llevar su mensaje a todos los rincones del país. A los estudiantes, a los enfermos, a los hombres y mujeres, blancos y negros, católicos y evangélicos, aquellos que pertenecen a otras religiones y a los ateos: a los brasileños".

"El mensaje que vale la pena llevar es que la soberanía nacional y la democracia como la entendemos nosotros es un valor que está por encima de todos nosotros. Tenemos que defender a aquellos que pretenden usurpar el patrimonio de los brasileños", ha afirmado.

Contador