16 de julio de 2007

Brasil.- Luiz Inácio 'Lula' da Silva admite su tristeza por los abucheos recibidos en los juegos panamericanos

BRASILIA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Luiz Inácio 'Lula' da Silva, admitió hoy que se sintió triste el pasado viernes cuando fue abucheado en la inauguración de los Juegos Panamericanos en Río de Janeiro, aunque trató de restar importancia al incidente.

'Lula' afirmó en su programa de radio de los lunes 'Café con el presidente' que para él, en su vida política el abucheo y el aplauso son "dos momentos de reacción del ser humano". "¿Que sucedió en el Maracaná con el abucheo al presidente de la República? Sé que mucha gente se siente incómoda", añadió.

"La única cosa que a mí, particularmente, me dejó triste es que yo fui (a la ceremonia de apertura) preparado para una fiesta", admitió.

"Es como si hubiera sido invitado al cumpleaños de un amigo mío, llegara y encontrara a un grupo de personas que no querían mi presencia. (Pero) Tengo la seguridad de que ése no es el pensamiento de Río de Janeiro", indicó.

El gobernante trató de restar importancia al incidente e insistió en que no le interesa "lo que sucedió" porque lo importante fue "una apertura extraordinaria de los Juegos Panamericanos" a la que acudieron más de 95.000 personas.

El mandatario brasileño destacó una vez más, como lo viene haciendo las últimas semanas, la importancia que los 41 países que junto con Brasil participan en el evento deportivo perciban un alto nivel de calidad y satisfacción. "Por lo que necesitamos hinchar es para que las personas salgan de aquí con una imagen altamente positiva de la capacidad de organización y lo que Brasil tiene para hacer eventos internacionales de esta magnitud", sostuvo.

Lula añadió en 'Café con el presidente' que después de los Juegos Panamericanos Brasil podría comenzar a pensar "concretamente" en la Copa del Mundo de Fútbol de 2014 y posteriormente "en la organización de una Olimpiada, quien sabe, en el 2016", aseguró.