9 de octubre de 2006

Brasil.- Lula y Alckmin afrontan su primer debate de cara a la segunda vuelta electoral

SAO PAULO, 9 Oct. (EP/AP) -

Con puntualidad y un poco nerviosos, los dos candidatos a la presidencia de Brasil, el mandatario Luiz Inacio Lula da Silva y su contrincante, el socialdemócrata Geraldo Alckmin, llegaron este domingo por la noche a los estudios centrales de una red nacional de televisión donde se verán cara a cara por primera vez en un debate.

Alckmin, a bordo de un taxi, llegó primero a la televisión y afirmó a los periodistas que hablará de "todas las cosas que le interesan al pueblo de Brasil" y que "no hay país del mundo que avance sin acabar con la plaga de la corrupción".

Minutos después llegó Lula en una caravana de tres coches negros y con agentes de seguridad de la presidencia, y aseguró al enjambre de reporteros que "no hay ni ataque ni defensa, aquí hay un debate".

El debate fue organizado por la red Band en sus estudios de la ciudad de Sao Paulo, y está previsto que se extienda por espacio de dos horas y 10 minutos, repartidos en cinco bloques con preguntas a los candidatos tanto por parte del moderador, como de periodistas de la cadena y de los propios adversarios.

El encuentro de los dos aspirantes no tiene precedentes puesto que desde que se instauró la democracia en 1985 y la reelección en 1998 nunca antes un candidato a la reelección acudió a un debate televisivo, según dijo un directivo del grupo Bandeirantes, al que pertenece la Band, Paulo Saad.

Con un nuevo escándalo político golpeando a miembros de su comando de campaña y críticas por esas ausencia a los debates en televisión, Lula consiguió el 48,6 por ciento de los votos válidos el 1 de octubre, casi en la raya de la mitad más uno que necesitaba para alzarse con el triunfo en la primera vuelta de los comicios.

Ahora deberá medirse el 29 de octubre en un segunda vuelta con Alckmin, que sorpresivamente repuntó y obtuvo 41,6 por ciento de los votos válidos en la elección de comienzos de mes.

La misma noche de los comicios del 1 de octubre, los asesores de imagen de Lula en el comando de campaña anunciaron que el presidente, que busca la reelección por otros cuatro años de gobierno, asistiría a todos los debates que se organizaran para la segunda vuelta.