30 de marzo de 2012

Brasil.- Lula compara la quimioterapia con la bomba de Hiroshima y confiesa que tuvo miedo de morir

Dice que trabajará por la reelección de Rousseff

SAO PAULO, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ha comparado las sesiones de quimioterapia y radioterapia a las que tuvo que someterse recientemente para combatir contra el cáncer de laringe con la bomba atómica que en los años cuarenta cayó sobre la ciudad japonesa de Hiroshima, al tiempo que ha confesado que tuvo miedo de morir.

En una entrevista con el diario 'Folha', Lula ha calificado el cáncer como "la enfermedad más delicada de todas" por ser "avasalladora". "Vine aquí con un tumor de tres centímetros y de repente recibí una bomba de Hiroshima dentro de mí", ha expresado el líder de izquierda que gobernó en Brasil entre 2003 y 2011.

Al ser consultado sobre si llegó a temer por su vida, el exmandatario ha confesado que estaba más preocupado de perder la voz que de morir. "Si hubiese perdido la voz estaría muerto", ha aseverado, al reconocer que en determinados momentos sí sintió temor por perder la vida. "Si yo sé que la muerte está en China, entonces yo voy para Bolivia", ha dicho.

Lula, de 67 años, recibió el miércoles la confirmación por parte de los médicos que le han tratado de que ya ha superado el cáncer de laringe, después de haberse sometido a tres ciclos completos de quimioterapia y a 33 sesiones de radioterapia. Tras conocer la noticia, anunció su regreso a la vida política, aunque no será con la misma intensidad que antes.

De esta manera, ha descartado presentarse como candidato en futuras elecciones. "Pocos brasileños han tenido la suerte de pasar por la presidencia de la forma tan exitosa con la que yo pasé y repetir lo que yo hice no será tarea fácil", ha dicho. "Yo siempre me tendré a mi mismo como adversario", ha agregado.

"Mi intención ahora es ayudar a mi compañera a ser la mejor presidente y a trabajar por su reelección", ha explicado al referirse a la mandataria brasileña y su sucesora, Dilma Rousseff.