23 de diciembre de 2006

Brasil.- Lula da Silva asegura que mantendrá sus políticas de disciplina fiscal y control inflacionario para el 2007

BRASILIA, 23 Dic. (EP/AP) -

Brasil mantendrá sus políticas de disciplina fiscal y control inflacionario afirmó este viernes el presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, asegurando que culmina su primer mandato con el "sabor del deber cumplido".

Lula dijo además que se enfrenta a su segundo mandato de cuatro años, a partir del 1 de enero, con "mayor experiencia y madurez", aunque advirtió que nadie puede esperar de él magia para solucionar los problemas.

"Termino el año con el sabor del deber cumplido, el deber cumplido en el área económica", indicó Lula a los medios de comunicación en el palacio de gobierno. "Espero que el 2007 sea un año de más desarrollo económico, pero con mucho control de la inflación, con mucha seriedad en la política fiscal".

Promover el crecimiento de la economía de un país "no significa hacer una aventura. Significa que definamos un rumbo para cuatro años y son exactamente esos rumbos los que vamos a anunciar en el comienzo de año, con medidas en el área económica, con medidas en el área de exoneración tributaria, con medidas en el área de las inversiones públicas en el país, una definición de las obras prioritarias", dijo.

Entre esas áreas están, dijo el mandatario, desde la infraestructura de puertos, aeropuertos, hidrovías e hidroeléctricas, hasta abrir escuelas y universidades.

Agregó que el efecto sobre la economía de esas medidas no se vería de inmediato y advirtió también que "el crecimiento no sucederá por arte de magia". "No esperen de mi ninguna magia, porque no existe", indicó.

De buen humor y declarándose tranquilo y feliz, Lula también fue interrogado si mantenía su expectativa que la economía de Brasil crezca 5% al año. "Yo quiero crecer. No me voy a apegar a un número", esquivó.

La economía de Brasil creció 2,3% el año pasado, una tasa de menos de la mitad del 2004, de 4,9%, y entre las más bajas de la región. Tras ganar las elecciones en octubre, Lula dijo que quería que Brasil creciera 5% anual. Esta semana el Banco Central redujo del 3,5% a 3% la expectativa de crecimiento en 2006.

Consultado sobre cómo sería su segundo mandato, Lula dijo que como "en el fútbol, no hay dos partidos iguales. No quiero hacer un mandato repitiendo, quiero hacer cosas nuevas".