20 de febrero de 2020

Brasil.- Lula da Silva es interrogado por la Policía Federal de Brasil tras acusar a Bolsonaro de miliciano

Brasil.- Lula da Silva es interrogado por la Policía Federal de Brasil tras acusar a Bolsonaro de miliciano
El expresidente de Brasil Lula da Silva durante una manifestación a su favor tras su salida de la cárcel en novimebre de 2019. - PAULO LOPES/ZUMA WIRE/DPA - ARCHIVO

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Policía Federal de Brasil ha interrogado este miércoles al expresidente Lula da Silva, después de que en noviembre de 2019 realizara unas declaraciones contra el actual jefe del Estado, Jair Bolsonaro, al que acusó de "miliciano" y de tener relaciones con grupos armados.

A petición del ministro de Justicia, Sergio Moro, la Policía Federal ha iniciado una investigación con la que dirimir si Lula habría violado la Ley de Seguridad Nacional por un delito de calumnias al presidente del Estado, penado con entre uno y cuatro años de cárcel.

"Ha sido claramente un intento de intimidación al expresidente Lula", ha denunciado el diputado del Partido de los Trabajadores (PT) Paulo Pimenta, tal y como recoge el diario brasileño 'Estadao'.

El PT ha explicado que el motivo del interrogatorio fue un vídeo que se grabó tras la salida de Lula de la cárcel en noviembre de 2019 y en el que el expresidente acusó a Bolsonaro de "miliciano" y de estar detrás, entre otros asuntos, del asesinato de la activista y miembro del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) Marielle Franco.

"No es posible que un país del tamaño de Brasil tenga el desagrado de tener en el Gobierno a un miliciano responsable directo de la violencia contra el pueblo pobre, de la muerte de Marielle, del 'impeachment' contra Dilma, responsable de las mentiras en mi contra", manifestó Lula.

Sergio Moro fue elegido por Bolsonaro como ministro de Justicia tras destacarse como juez encargado de la operación 'Lava Jato', una de las causas de la prolífica y mediática trama de corrupción protagonizada por la empresa brasileña Odebrecht, que no sólo habría corrompido a políticos brasileños, entre los que supuestamente estaría Lula, sino también a importantes líderes políticos, expresidentes incluidos, en varios países del continente latinoamericano.