16 de noviembre de 2006

Brasil.- Lula da Silva pide a su partido, el PT, que evite los problemas del pasado durante su segundo mandato

BRASILIA, (EUROPA PRESS)

El presidente de Brasil, Luis Ignacio Lula da Silva pidió hoy a los miembros de su partido no originen problemas durante su segundo mandato, en alusión a los escándalos de corrupción que se produjeron al final de su primer periodo. El presidente hizo hoy esta petición durante el primer encuentro con miembros del Partido de los Trabajadores (PT) tras su reelección.

Lula resaltó que muchos de los problemas que enfrentaron en los últimos cuatro años los produjeron algunos miembros de PT que estuvieron envueltos en las denuncias de corrupción que afectaron al Gobierno federal y sobre todo a la política económica del país. Así se lo comunicó al diario brasileño 'La Fohla de Sao Paulo' en su edición on-line.

"El presidente pidió a la gente fortaleza, que cuide el partido y que evite los problemas", dijo la segunda vicepresidente del PT, María del Rosario, tras un encuentro de nueve directores de la colectividad con Lula en el palacio de Gobierno.

A cambio, los dirigentes del PT obtendrán del presidente un mayor diálogo con el partido durante los próximos años. El segundo líder del partido en el Senado, Ideli Salvatti, afirmó que Lula admitió sus errores de los últimos años y que está dispuesto a dialogar personalmente con ellos o con el PT con más frecuencia.

Lula fue reelegido en una segunda vuelta electoral el pasado 29 de octubre. Su segundo mandato comenzará el próximo 1 de enero y tendrá una duración de cuatro años.

"Lula enfatizó su disposición de tener un Gobierno de coalición... el tamaño de la participación del partido en el Gobierno no se mide con cinta métrica, con aritmética vulgar", dijo Marco Aurelio García, presidente del PT y asesor de asuntos internacionales de Lula.

La participación del PT, en un gabinete de 34 colaboradores, "se mide por el compromiso del Gobierno con las políticas defendidas por el partido y en ese sentido nos sentimos representados", agregó García en una nota informativa de su partido en internet.

En su primer mandato, iniciado en enero del 2003, Lula tuvo que afrontar varias denuncias de corrupción y oscurantismo político que llegaron a su punto álgido en junio de 2005 cuando un entonces aliado dijo que el PT pagaba unos 13.000 dólares en sobornos mensuales a los miembros del Congreso para que votaran a favor de los proyectos gubernamentales.