13 de junio de 2007

Brasil.- 'Lula' dice que las noticias siembran miedo en la población porque sólo informan sobre violencia y muerte

BRASILIA (EP/AP)

El presidente de Brasil, Luiz Inacio 'Lula' da Silva, criticó hoy a la prensa de su país por sembrar el miedo en la población brasileña difundiendo sólo informaciones sobre hechos violentos y muerte.

'Lula' aseguró que muchos brasileños no quieren salir de sus hogares porque sienten miedo de ser víctimas de algún hecho violento. "¿Cuál es el estado de espíritu que un ciudadano común de este país tiene para levantarse del sofá el viernes, comprar un pasaje y viajar para un estado?" cuestionó al preguntarse "¿qué vemos de bonito en la prensa brasileña? ¿Cuáles son los mensajes que nos provoquen a viajar en el fin de semana?. No hay", se respondió durante un discurso en un hotel de la ciudad por el lanzamiento de un plan nacional de turismo hasta el 2010.

Si la prensa habla de estados como Pernambuco o Ceará, en la costa del noreste del país, es sólo de crímenes, e igual en otros como Bahía, en la costa este brasileña, dijo Lula.

"Pernambuco es muerte, si la prensa habla de Ceará, es muerte, si habla de Bahía es muerte. Ahí la persona dice: 'para, yo no voy a salir, me quedo dentro de casa' e incluso da una mirada para ver si no viene una bala perdida. Esa es una parte de la historia del país, pero hay otra parte que son sus playas, paisajes", agregó el mandatario.

Lula se ha quejado en el pasado de los titulares y reportajes que la prensa publica porque, según él, sólo destacan las cosas malas o no dan el mismo despliegue a una noticia sobre una persona que fue absuelta en la justicia tras haber sido acusada.

Pero al mismo tiempo el presidente ha reconocido que la criminalidad que azota a ciudades como Río de Janeiro y Sao Paulo ha llegado al extremo de cometer actos de barbarie y "terrorismo" como fue la muerte de ocho personas quemadas vivas dentro de un autobús en Río en diciembre pasado.

La ola de criminalidad en Río --donde transeúntes son heridos por 'balas perdidas' de enfrentamientos entre policías y criminales-- llevó a que la Gobernación de ese estado pidiera el auxilio de una fuerza especial federal de seguridad.

Río de Janeiro, una de las más violentas ciudades del mundo con una tasa de 50 homicidios por cada 100.000 habitantes, es también uno de los principales destinos turísticos en Brasil.