7 de abril de 2016

Lula pide investigar al juez del caso Petrobras por las escuchas telefónicas

Lula pide investigar al juez del caso Petrobras por las escuchas telefónicas
ARCHIVO

BRASILIA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ha pedido al Tribunal Supremo que ordene a la Fiscalía investigar al juez federal Sergio Moro, que dirige las pesquisas sobre la trama corrupta de Petrobras, por las escuchas telefónicas a su entorno.

La defensa de Lula ha enviado un escrito al alto tribunal en el que argumenta que las escuchas telefónicas fueron autorizadas por Moro "con objetivos no permitidos en las leyes", por lo cual podría ser condenado a entre dos y cuatro años de cárcel.

El equipo de abogados de Lula ha sostenido que Moro no podía ordenar la interceptación de las comunicaciones del abogado Roberto Teixeira porque solo pueden autorizarse escuchas telefónicas contra investigados y el representante legal del ex presidente no tenía esa consideración.

"Es evidente que el juez federal basó su autorización únicamente en la relación personal que (Teixeira) tenía con su cliente (Lula), teniendo que fundamentar 'a posteriori' las interceptaciones telefónicas", ha indicado la defensa.

"Es evidente que la finalidad era vigilar la estrategia de defensa del ex presidente configurando un grave atentado a las garantías constitucionales de inviolabilidad de las comunicaciones y defensa", ha apuntado, de acuerdo con el diario brasileño 'O Globo'.

Moro ha explicado que ordenó pinchar el teléfono de Teixeira porque formalmente pertenecía a la empresa LILS Palestras, propiedad de Lula, y ha revelado que durante las investigaciones dicha compañía alteró el número de teléfono, por lo que --ha afirmado-- actuaron con mala fe.

La defensa de Lula ha rechazado esa explicación, subrayando que antes de haber autorizado las escuchas Moro debería haber solicitado toda la información a la empresa telefónica y, en cualquier caso, en las primeras conversaciones debería haberse dado cuenta de que era de Teixeira.

Moro sacó a la luz una conversación telefónica entre Lula y Rousseff en la que la presidenta brasileña sugiere a su antecesor en el cargo que le protegerá frente a las investigaciones judiciales en su contra, pero el material de Teixeira no ha sido difundido.

Rousseff designó a Lula como jefe de la Casa Civil --una especie de súper ministro-- lo que le convierte en aforado y obliga a que las pesquisas en su contra por su presunta implicación en la red de cobro de sobornos a cambio de contratos de Petrobras pasen de Moro al Supremo.