30 de junio de 2013

Brasil.- Menor afluencia en las manifestaciones coincidiendo con el final de la Copa Confederaciones

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Este domingo, coincidiendo con la final de la Copa Confederaciones de fútbol, miles de personas han salido a las calles de las principales ciudades del país para denunciar el alto coste de este tipo de eventos deportivos y exigir mejores servicios públicos. Sin embargo, en esta ocasión el seguimiento ha sido menor que en las jornadas anteriores, cuando cientos de miles de personas secundaron las convocatorias.

En Río de Janeiro se produjo la manifestación más numerosa de todo el país. Por la mañana, una marcha popular reunió a 5.000 personas ante el estadio de Maracaná, sede de la final de la Copa Confederaciones. Posteriormente, alrededor de las 17.00 horas (12.00 hora peninsular española), miles de manifestantes se concentraron en la plaza Saenz Peña en Tijuca, en el centro de la ciudad carioca, comenzaron a caminar con la intención de seguir la misma ruta de la marcha realizada por la mañana hacia el estadio de Maracaná.

Sin embargo, el grupo finalmente se dispersó cuando se anunció por megáfono que la Policía había habilitado un camino alternativo, según el periódico brasileño 'Zero Hora'.

Los aficionados que acudan a presenciar la final de la Copa Confederaciones se encontrarán con un despliegue formado por 6.000 agentes de la Policía Militar que han bloqueando las calles con un perímetro de seguridad y controlando todos los accesos al estadio, cuya entrada sólo está permitida a aquellos que tengan entradas al partido.

PROTESTAS EN EL RESTO DEL PAÍS

En Salvador, donde Uruguay e Italia compitieron por el tercer lugar en la Copa Confederaciones de la en la tarde de este domingo, el Movimiento Paso Libre (MPL) organizó una manifestación que se inició a las 9.00 horas (14.00 hora penínsular española) en la plaza de Campo Grande, en el sur de la ciudad.

Dicha protesta se organizó a través de las redes sociales y congregó a más de 400 personas, según la Policía Militar de Bahía, sin incidentes. En torno a 15.00 horas (20.00 hora penínsular española), los manifestantes se dispersaron aunque un grupo de 150 personas continuaron las protestas ante el Hotel Sheraton, en la plaza de Campo Grande.

En San Paulo, la participación en las protestas durante la jornada de este domingo fue mucho menor en comparación con las anteriores y según la Policía Militar, la más numerosa no congregó a más de 250 personas.

En el municipio de Taboan da Serra, en el Gran San Paulo, cerca de 1.000 personas reclamaron por viviendas dignas y la gratuidad del transporte, mientras la Policía militar cerraba el centro comercial de la localidad por por motivos de seguridad.