15 de noviembre de 2011

Brasil.- El ministro de Trabajo creó supuestamente sindicatos fantasma para canalizar ayudas a un aliado

BRASILIA, 15 Nov. (Reuters/EP) -

El ministro de Trabajo brasileño, Carlos Lupi, ayudó a varios aliados políticos a crear sindicatos de trabajadores fantasma a los que se les subvencionaba con dinero público para ayudar al ascenso político de sus socios, según publica este martes 'Folha de Sao Paulo'.

Lupi habría aprobado la creación de siete sindicatos en el estado de Amapa (norte) en 2009 tras una petición de un aliado del Partido Democrático Laborista, que según el diario sería el secretario de Relaciones del Trabajo de esa región, Luiz Antonio de Medeiros. Estas organizaciones se supone que iban a representar a trabajadores de industrias inexistentes en esta región.

El permiso de Lupi permitió crear sindicatos para representar a trabajadores de navieras, de empresas celulosas y papeleras, a pesar de que ninguna de estas opera en dicho estado, según Jose Reinaldo, director de la Secretaría de Industria de Amapa.

En Brasil, los sindicatos reciben dinero del Estado, por lo que, según el diario, estas asociaciones fantasmas podrían ayudar a los aliados políticos de Lupi en su lucha por el control de la Federación de Industriales de Amapa, que también recibe dinero del Ejecutivo por sus programas de educación para trabajadores.

El Ministerio de Trabajo emitió una nota en la rechazaba cualquier implicación de su titular en algún caso de corrupción y amenazó con emprender acciones legales contra la publicación.

La semana pasada, la revista 'Veja' informó de que varios exayudantes de Lupi formaron un equipo para recaudar sobornos, aunque el ministro lo negó. Otras informaciones aseguran que un empresario que trabaja para el Ministerio pagó varios viajes a Lupi.

Lupi, expropietario de un medio de comunicación, es el último de los ministros de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, en ser acusado de corrupción. Desde que asumió el poder, la mandataria ha visto como hasta cinco ministros han dimitido por estos hechos.