15 de abril de 2016

La OEA se posiciona en contra del 'impeachment' a Rousseff

La OEA se posiciona en contra del 'impeachment' a Rousseff
REUTERS

BRASILIA, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se ha posicionado en contra del 'impeachment' que se gesta en el Congreso contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, porque las causas que se alegan no encajan en el supuesto de juicio político.

   Almagro ha emitido una declaración tras la reunión que ha sostenido este viernes en Brasilia con Rousseff, con quien ha abordado "la situación política y el juicio de destitución que es posible deba enfrentar".

   "Nuestra organización ha hecho un detallado análisis sobre el juicio político iniciado contra Dilma y ha concluido que no se encuadra dentro de las normas que sustentan dicho procedimiento", ha afirmado el político uruguayo.

   Según Almagro, "no existe una acusación de carácter penal contra la presidenta, sino que se le acusa de mala gestión de las cuentas públicas en 2014", "una acusación de carácter político que no amerita un proceso de destitución".

   El líder regional ha esgrimido que "un régimen presidencial como el brasileño (...) no puede operar de buenas a primeras como si fuese un régimen parlamentario, intentando la destitución por un cambio en la correlación de fuerzas políticas en la coalición gubernamental".

   "La sostenibilidad del sistema presidencial no pasa exclusivamente por el Poder Legislativo y las alianzas que se generen en ese entorno. Esta es una realidad que es útil en materia de eficiencia para legislar y gobernar, pero que no sustituye el apoyo popular y soberano generado en el momento del voto a la actual presidenta", ha argumentado.

   Almagro ha indicado que, "si el constitucionalista brasileño hubiera deseado establecer un tipo de solución parlamentaria o semi-parlamentaria, la hubiera estructurado y serían completamente diferentes las lógicas (...) de responsabilidad política".

   El jefe de la OEA ha aclarado que no pretende emitir "un juicio sobre qué sistema --presidencial o parlamentario-- es mejor, porque ello depende del pacto social y político de cada sociedad", sino solo destacar que "la organización del sistema constitucional brasileño es clara".

   Así, ha pedido "juzgar desde la decencia y la probidad pública actos indecentes y criminales y no al revés", un principio que ha considerado "esencial para la lucha contra la corrupción que azota Brasil y que deberá ser combatida hasta el final".

   "Brasil ha sido ejemplo de democracia en el continente y todos necesitamos que lo siga siendo. Por ello es que la comunidad internacional hace un llamado en esa dirección", ha explicado, recordando que la de la OEA no es una opinión "aislada".