21 de octubre de 2015

La oposición presenta una nueva petición de 'impeachment' contra Rousseff

BRASILIA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La oposición ha presentado este miércoles una nueva petición de 'impeachment' (juicio político) contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, por aumentar el gasto público sin previa autorización del Parlamento.

La propuesta, elaborada por Hélio Bicudo, fundador del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), y Miguel Reale junior, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), ha sido presentada por el PSDB, el Partido Popular Socialista (PPS), Democratas (DEM) y Solidaridade.

Esta vez la solicitud de juicio político se basa en los decretos promulgados este año por el Gobierno, que han aumentado en 800 millones de reales (178 millones de euros) el gasto público previsto en los presupuestos generales sin el visto bueno del Parlamento.

El objetivo es demostrar que el Palacio de Planalto ha continuado con las irregularidades fiscales en 2015, después de que el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU) reprochara al Gobierno el maquillaje de la balance de ingresos y gastos de 2014.

El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, se ha comprometido a analizar la nueva propuesta de 'impeachment' contra Rousseff "lo más rápido posible" y "con total imparcialidad", según informa 'Estadao'.

Cunha ha recibido en los últimos meses varias solicitudes para derrocar a Rousseff basadas en las irregularidades en las cuentas públicas, en la financiación de la campaña electoral de 2014 y en la trama de corrupción en Petrobras.

Las que tienen más posibilidades de éxito son las fundamentadas en el falseamiento de las cuentas públicas, especialmente después de que el TCU reprobara las de 2014, por primera vez desde 1937, con Getúlio Vargas en el Gobierno.

Si Cunha da trámite a alguna de estas solicitudes, se formará una comisión parlamentaria para ratificar o rechazar su decisión. El dictamen se someterá a votación en el pleno, donde serán necesarios al menos dos tercios para enjuiciar a Rousseff.

De momento, la líder izquierdista cuenta con los votos suficientes para parar las pretensiones de la oposición. La reciente reforma del Gobierno va encaminada, precisamente, a dar más presencia a los partidos aliados para garantizar el apoyo en el Congreso.