7 de octubre de 2006

Brasil.- El Partido de los Trabajadores expulsa a los militantes vinculados con el escándalo de corrupción

BRASILIA, 7 Oct. (EP/AP) -

El Partido de los Trabajadores (PT) expulsó de sus filas a los militantes involucrados en un controvertido episodio sobre unos documentos, considerados como uno de los motivos que restaron votos al presidente Luiz Inacio Lula da Silva en los pasados comicios.

Las elecciones presidenciales se definirán en un segundo turno el próximo 29 de octubre. La decisión, anunciada en la noche del viernes, no especificó nombres, pero afectaría al menos a siete militiantes, uno de ellos ex asesor de Lula en cuestiones de prensa.

Sólo un par de horas antes el presidente del PT, Ricardo Berzoini, había solicitado la renuncia de su cargo hasta que sean aclaradas las denuncias en torno a la supuesta carpeta con documentos que incriminarían a dirigentes del Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB), del que es miembro destacado el rival de Lula en la segunda vuelta del día 29, Geraldo Alckmin.

De esta forma Berzoini se apartaría de toda responsabilidad política en el partido, pero no se indica si tandría que ser expulsado.

La resolución de expulsión de militantes envueltos en el episodio del "dossier" sobrevino tras una prolongada reunión del comité ejecutivo del PT, convocado de emergencia para considerar las consecuencias del suceso sobre las elecciones del domingo pasado y en las que se realizarán a fin de mes. La medida buscaría controlar la repercusión del episodio sobre la nueva ronda electoral.

EL PT "SORPRENDIDO" POR LO SUCEDIDO

La resolución dice que el PT fue "sorprendido" con la noticia de que afiliados habían negociado la compra de informaciones de los dueños de una empresa que entregaba ambulancias al estado con sobreprecio. Parte de las operaciones habrían ocurrido cuando el actual gobernador electo del estado de Sao Paulo, José Serra, era ministro de Salud y durante el mandato de su sucesor. "Los que así actuaron, se colocaron fuera del partido y están políticamente expulsados del PT", dice la resolución.

Poco antes habían solicitado su desafiliación partidaria los militantes Hamilton Lacerda y Jorge Lorenzetti. El primero era el jefe de prensa del candidato derrotado del PT para la gobernación de Sao Paulo, y el segundo pertenecía al grupo de encargado de la seguridad de Lula.

La policía ha dicho que cree que Lacerda habría sido la persona que llevó hasta un hotel el equivalente a 770.000 dólares que habrían sido destinados a comprar el "dossier". En el episodio aparecen vinculados cuando menos otras cinco personas.

Berzoini era director de la campaña de Lula por la reelección y fue apartado del cargo tras estallar el escándalo. El contenido de aquella carpeta es todavía un misterio, pero algunas versiones dicen que los documentos incriminarían al gobernador electo Serra y al propio Alckmin.

Serra fue ministro de Salud del ahora ex presidente Fernando Henrique Cardoso y renunció para habilitarse como candidato presidencial en el 2002. Perdió la elección ante Lula.

Se cree que el episodio causó a Lula la pérdida de votos valiosos en el centro y sur del país que le impidieron ganar la elección el pasado domingo en la primera vuelta. El presidente no pudo conseguir el mínimo de 50% más un voto y ahora debe medirse con Alckmin.