4 de marzo de 2016

La Policía federal se lleva a Lula a declarar por su implicación en 'Lava Jato'

La Policía federal se lleva a Lula a declarar por su implicación en 'Lava Jato'
REUTERS

BRASILA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva está siendo trasladado por la Policía Federal para prestar declaración en el marco de la operación 'Lava Jato', que investiga la trama corrupta en Petrobras.

   Según 'Folha', los agentes llegaron hacia las 6.00 de la mañana a su residencia en Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo, y se llevaron al exmandatario, que reaccionó con tranquilidad al informarle de que era objeto de una orden de traslado coercitivo para prestar declaración.

   El expresidente habría llegado ya al aeropuerto de Congonhas, donde va a prestar declaración ya que se c considera que se trata de un lugar más seguro, según el mencionado diario. De acuerdo con el periódico, aunque los abogados de Lula habían solicitado un 'habeas corpus', éste solo era válido para Sao Paulo y no para Curitiba, donde tiene su despacho el juez federal Sergio Moro, al frente de la investigación.

   Según ha señalado la Policía Federal, "el expresidente Lula, además de líder del partido, era el responsable final de las decisiones de quienes serían los directores de Petrobras y fue uno de los principales beneficiarios de los delitos" cometidos por la petrolera.

   La Policía, según informa 'O Globo', asegura haber encontrado pruebas de que Lula tuvo una "participación decisiva" a la hora de posibilitar contratos de Petrobras con empresas acusadas de corrupción y obtuvo ventajas de algunos de ellos, como reformas en algunos de sus inmuebles particulares.

   Además, la Policía Federal habría encontrado pruebas de que el expresidente recibió en 2014 al menos un millón de reales (más de 245.000 euros) sin justificación de la empresa OAS mediante reformas y muebles instalados tanto en su tríplex en Guarujá como en la hacienda en Atibaia.

NUEVA FASE EN LA OPERACIÓN

   La Policía Federal ha puesto en marcha una nueva fase de la 'Operación Lava Jato' --la 24--, en el marco de la cual se han emitido un total de 44 órdenes judiciales, 33 de ellas de búsqueda y captura y otras once de traslado coercitivo, es decir, la persona debe ser trasladada a comisaría para prestar declaración y posteriormente es liberada.

   Según 'Folha', además de Lula, entre los objetivos de la nueva operación están su mujer, Marisa, sus hijos Marcos Cláudio, Fábio Luis y Sandro Luis, y su nuera Marlene Araújo. También figuran el empresario Fernando Bittar y el presidente del Instituto Lula, Paulo Okamotto. En cuanto a las empresas afectadas figuran OAS y Gamecorp, propiedad de Fabio Luis.

   La nueva fase de la operación ha sido bautizada como 'Aletheia', en referencia al término griego que significa "búsqueda de la verdad". En concreto, según la Policía Federal, entre los delitos investigados en esta fase figuran corrupción y blanqueo de dinero, todo ello en el marco de la trama delictiva relacionada con Petrobras.

   La nueva fase se produce después de que ayer se conociera que el senador oficialista Delcidio Amaral habría llegado a un acuerdo con la Fiscalía para implicar a Rousseff y Lula en la trama corrupta de Petrobras. Posteriormente, su equipo legal desmintió dicho acuerdo, adelantado por la revista 'IstoÉ'.

   Antes de que esto ocurriera, Rousseff volvió a defender su inocencia. "Seguiremos defendiendo que la presunción de inocencia vale para todos y no puede ser sustituida por la presunción de culpa, que da lugar a la execración pública de cualquier persona", declaró durante la ceremonia de investidura de los nuevos ministros.