14 de septiembre de 2007

Brasil.- El presidente brasileño pide al mundo combatir el cambio climático

OSLO, 14 Sep. (EP/AP) -

El presidente brasileño, Luiz Inacio 'Lula' da Silva instó a todos los países, en especial a los más ricos, a contrarrestar el avance del cambio climático. "Todos tenemos que asumir nuestra parte de responsabilidad", dijo el presidente, aunque insistió en que "los países que contaminan más deben asumir más su responsabilidad proporcional".

Da Silva que se encuentra en Oslo en la última etapa de su gira por cuatro naciones nórdicas --Finlandia, Suecia, Dinamarca y Noruega-- aprovechó la ocasión para promover los biocombustibles como medio de suministrar energía reduciendo a la vez las emisiones de los combustibles fósiles.

"En el caso brasileño, tenemos 32 años de experiencia de lidiar con el etanol", dijo 'Lula' acompañado por el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg. "Es un combustible renovable. Mucho, mucho menos contaminante que cualquier otro combustible, crea más empleos, y cada vez que cultivamos una planta estamos disminuyendo el efecto invernadero", explicó.

Brasil, el mayor exportador mundial de etanol, asegura que su biocombustible a base de caña de azúcar es una alternativa barata y saludable a los combustibles fósiles, en medio de los crecientes precios del petróleo y preocupaciones por el calentamiento global. Se calcula que en esta temporada producirá unos 20.000 millones de litros de etanol.

Noruega es un importante exportador de petróleo y gas natural, pero su empresa petrolera Statoil ASA acordó hoy con la compañía petrolera estatal brasileña Petrobras trabajar conjuntamente en proyectos de biocombustibles.

Lula, primer presidente brasileño que viaja en visita oficial a Noruega, comparó la necesidad de que todo el mundo colabore contra el cambio climático con los esfuerzos de un barrio residencial por mantener sus propias calles libres de basura. "Si cada vecino se ocupa de su propia basura, no solamente tendremos una calle más limpia sino mucho más agradable para vivir, pero si hay un solo vecino que arroja basura a la calle, es injusto para los demás", dijo 'Lula'.

Sin mencionar a ningún país, el presidente brasileño dijo que las conversaciones sobre el cambio climático deberían incluir los niveles de consumo y de desarrollo económico de los países más contaminantes. También señaló que el mundo debe debatir los modos de reducir las emisiones de los combustibles perjudiciales para el medioambiente, el desarrollo de fuentes alternativas de energía, y la reforestación. Este año el Gobierno brasileño anunció que la tasa de deforestación de la Amazonia, que en un 60% pertenece a Brasil, se ha reducido en un tercio entre el 2005 y el 2006.