5 de junio de 2007

Brasil.- El presidente 'Lula' no cree que su hermano esté implicado en un caso de tráfico de influencias en el Gobierno

SAO PAULO, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Luiz Inácio 'Lula' da Silva, aseguró hoy que no cree que su hermano Genival Inácio da Silva, conocido como 'Vavá', esté implicado en un caso de tráfico de influencias en el Gobierno que ésta siendo investigado por la Policía Federal.

Ayer fueron detenidas un total de 77 personas en cinco estados. Algunas de ellas fueron acusadas de contrabando de equipos electrónicos para máquinas de juegos de azar ilegales y de pagar sobornos a policías, agentes que estarían además vinculados al tráfico de drogas y de armas en el estado de Mato Grosso do Sul, según explicó la Policía en un comunicado.

Los agentes, además, hicieron registros en varios locales, entre ellos en la residencia del hermano mayor de 'Lula', en la población de Sao Bernardo do Campo, en el interior del estado de Sao Paulo, al que presuntamente se le acusa de tráfico de influencias en el Gobierno.

"No creo que Vavá esté implicado en cualquier cosa, no lo creo. Ahora, como presidente de la República, si la Policía Federal tenía una autorización judicial y el nombre de él aparecía, paciencia", declaró hoy el presidente en una entrevista realizada en Nueva Delhi, donde se encuentra en visita oficial.

Asimismo, 'Lula' afirmó que, "como hermano", tiene "un cariño por 'Vavá' extraordinario" y que duda que tenga "algún problema". Afirmó que éste es uno de sus "mejores hermanos", una persona "que cuida de los problemas de todo el mundo que tenga un problema".

Además, el presidente brasileño confirmó que conoce a Dario Morelli Filho, acusado por la Policía de corrupción activa y formación de cuadrilla. "Soy padrino de su hijo. Si fuera detenido, será investigado, interrogado y después habrá un veredicto", afirmó.

El presidente indicó que la Policía Federal actúa de manera independiente y que sus investigaciones son validas para los "190 millones de brasileños". "Los culpables irán a la cárcel", dijo.