6 de julio de 2016

Rousseff se defiende del 'impeachment' en la comisión especial del Senado

Rousseff se defiende del 'impeachment' en la comisión especial del Senado
PAULO WHITAKER/REUTERS

BRASILIA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha presentado este miércoles su defensa ante la comisión especial del Senado que investiga las supuestas irregularidades contables de su Gobierno en el marco del 'impeachment' (juicio político).

Rousseff ha defendido que los "créditos suplementarios" que recibió el Gobierno del Banco Central para garantizar la financiación de los programas sociales en plena campaña para la reelección, en 2014, respetaron las leyes de presupuestos y responsabilidad fiscal.

La líder brasileña ha sostenido que la legislación vigente "nunca ha entendido que eventuales atrasos en el pago de prestaciones de servicios hechos por los bancos públicos a favor del Gobierno deban ser considerados jurídicamente como 'operaciones de crédito'".

"Estos actos administrativos, solicitados por diferentes órganos del Gobierno, sin injerencia de la Presidencia, fueron analizados por distintos órganos técnicos y jurídicos" como parte de "una rutina administrativa", ha dicho Rousseff en un alegato leído por su abogado.

Además, ha subrayado que esta inyección extra de dinero no se destinó únicamente a programas sociales, sino también a "atender las necesidades de importantes órganos de la administración federal, tales como la Policía, las universidades y la justicia".

"No hay la menor posibilidad de que se pueda configurar jurídicamente la existencia de un crimen de responsabilidad, conforme a lo que define la legislación brasileña (...) No ha habido ningún comportamiento ilícito de una gravedad capaz de configurar un verdadero atentado contra nuestra Constitución", ha afirmado.

Rousseff no ha descartado que haya cometido "errores", como un "hecho inevitable en la vida de cualquier ser humano", pero ha recalcado que en ningún caso conlleva intencionalidad. "Jamás he desviado un solo centavo del patrimonio público para mi enriquecimiento personal", ha sostenido.

También ha aprovechado para insistir en que el 'impeachment' obedece en realidad al deseo de la oposición de llegar al poder sin pasar por las urnas y de entorpecer las investigaciones sobre la trama corrupta de Petrobras para impedir la "sangría" en la clase política.

Así las cosas, ha ratificado que no abandonará la "lucha" por su mandato presidencial porque le fue otorgado por el pueblo brasileño "voto a voto a partir de una Constitución que establece la existencia de un Estado Democrático de Derecho".

"La experiencia me ha enseñado que la democracia no es una conquista definitiva. Es una construcción permanente, constante, que debe ser perfeccionada y protegida de las amenazas", ha señalado la jefa del Partido de los Trabajadores.

Rousseff fue destituida de forma temporal el pasado 12 de mayo por el Senado para iniciar un periodo de investigación de un máximo de 180 días tras el cual se celebrará un juicio político que, de prosperar, acabará definitivamente con su mandato.