9 de octubre de 2015

Rousseff insta a su gabinete a enfocarse en la economía pese a la amenaza de un juicio político en su contra

BRASILIA, 9 Oct. (Reuters/EP) -

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha pedido este jueves a sus ministros enfocarse en la tambaleante economía del país, pese a la amenaza de un juicio político en su contra, después de que el Tribunal de Cuentas rechazase las cuentas de 2014 presentadas por la mandataria, según ha dicho el jefe de gabinete, Jaques Wagner.

La reunión fue solicitada el miércoles por Rousseff, después de que el Gobierno no lograse por cuarta ocasión obtener el apoyo suficiente para realizar una votación en el Congreso sobre si respaldar o rechazar vetos para dos proyectos de gasto, pese a que un cambio de gabinete la semana pasada buscaba impulsar su apoyo.

"La presidenta le dijo claramente a los ministros que la economía es la prioridad", ha explicado a los periodistas Wagner, quien asumió su cargo el pasado viernes.

Los nuevos ministros han asegurado durante la reunión que trabajarán con los miembros de sus partidos para incrementar el apoyo en futuras votaciones sobre proyectos clave.

El Gobierno de Rousseff depende de la aprobación de varias medidas enviadas al Congreso para equilibrar las cuentas públicas y evitar un déficit el próximo año.

Brasilia también tiene mucho interés en que el Congreso confirme los vetos de Rousseff sobre un par de leyes que tienen el potencial de incrementar fuertemente el gasto.

El funcionario brasileño ha indicado que no lograr el suficiente apoyo para realizar una votación en el Congreso esta semana significaría que los vetos aún están vigentes, lo que no supone el peor escenario para el Gobierno.

Wagner asegura que el comportamiento del Congreso esta semana tras el cambio de gabinete marca una cierta mejoría, lo que daría espacio para un mayor apoyo una vez que los legisladores están seguros de cómo trabajará la nueva estructura. Asimismo, ha descartado nuevos cambios de ministros.

"Los ajustes (de gabinete) ya se realizaron. Lo que tenemos que hacer ahora es seguir estrechamente el comportamiento de los partidos aliados en el Congreso y exigir una actitud coherente", ha sentenciado.