13 de abril de 2016

Simpatizantes y detractores de Rousseff acampan en Brasilia

Simpatizantes y detractores de Rousseff acampan en Brasilia
UESLEI MARCELINO / REUTERS

BRASILIA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Decenas de manifestantes, a favor y contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, han comenzado a instalar sus tiendas de campaña en la capital de cara a la decisiva votación que se celebrará este domingo en la Cámara de Diputados sobre el 'impeachment'.

   Los críticos con la líder izquierdista se han instalado en el Parque de la Ciudad, en la zona sur de Brasilia, mientras que los seguidores de Rousseff han escogido los alrededores del estadio Nilson Nelson, en el norte, según informa 'O Globo'.

   Hasta ahora, el grupo más numeroso es el del Movimiento de los Sin Tierra (MST), que espera llegar a alcanzar las 2.000 personas. "Estamos contra el golpe. Queremos garantizar nuestras conquistas y luchar por más derechos", ha dicho su coordinador nacional, Antonio Pereira.

   En el bando pro 'impeachment' de momento solo hay unas 20 personas. Beatriz Kicis, líder de uno de los grupos allí presentes, también confía en aumentar sus filas, explicando que reúnen distintos perfiles. "Lo que nos une es la lucha contra el actual Gobierno", ha indicado.

   El gobernador del Distrito Federal, Rodrigo Rollemberg, ha ordenado levantar una barrera física en la llamada Explanada de los Ministerios para evitar enfrentamientos entre oficialistas y opositores. "Queremos garantizar que todos se manifiestan libremente", ha dicho en un vídeo para justificar el ya bautizado como 'muro de la vergüenza'.

   La comisión especial --grupo de trabajo parlamentario-- votó el martes a favor de celebrar un 'impeachment' contra Rousseff por maquillar los presupuestos de 2014 para ocultar el aumento del gasto público en plena campaña electoral.

   El pleno de la Cámara de Diputados votará este domingo sobre la posición adoptada por la comisión especial y, en el caso de que la respalde, el caso pasará al Senado, que podría ordenar la celebración de un juicio político contra Rousseff.