4 de diciembre de 2015

El Supremo rechaza los recursos contra la apertura del 'impeachment' a Rousseff

BRASILIA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil ha rechazado este viernes los recursos presentados por aliados de la presidenta Dilma Rousseff contra la apertura de un proceso de 'impeachment' contra la mandataria.

   Según ha informado el Supremo en un comunicado, el juez Celso de Mello ha decidido archivar el recurso presentado por el diputado Rubens Junior, del Partido Comunista, cuestionando la apertura de un juicio político contra Rousseff autorizada este miércoles por el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.

   Por su parte, el juez Gilmar Mendes también ha rechazado el recurso contra la decisión de Cunha presentado por tres diputados del Partido de los Trabajadores --la formación de la presidenta--, que habían reclamado que se anulara la tramitación de la apertura del proceso de 'impeachment'.

   El magistrado ha criticado a los diputados de intentar "burlar" las reglas del STF y de adoptar una "actitud flagrantemente ilegal" por su recurso y ha considerado que éste no es viable. Además, ha remitido una notificación al Consejo Federal de la Orden de Abogados de Brasil (OAB) para que se examine la eventual responsabilidad disciplinaria "por acto contrario a la dignidad de la Justicia" por parte de los demandantes.

APERTURA DE JUICIO POLÍTICO

   El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, anunció el miércoles que, después de varios meses de incertidumbre, finalmente ha decidido abrir un juicio político contra Rousseff por las irregularidades en las cuentas públicas de 2014.

   De las numerosas solicitudes que ha recibido, Cunha se ha basado en la presentada por los juristas Miguel Realle Júnior y Hélio Bicudo, que se apoya en irregularidades contables, dejando al margen el escándalo de corrupción en Petrobras.

   Cunha, del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), ha dado este paso poco después de que el PT acordara votar a favor de que el Consejo de Ética le siga investigando por sus cuentas secretas en Suiza, algo que a la larga podría apartarle del cargo.

UN PROCESO COMPLEJO

   El juicio político a Rousseff no será algo inmediato, ya que, además de ser un proceso lento a nivel administrativo, se necesita un quórum importante en el Congreso Nacional --dos tercios de parlamentarios favorables, tanto en la Cámara como en el Senado--.

   La apertura del proceso agrava la ya enquistada crisis política y de gobernabilidad que atraviesa el país, con la popularidad de Rousseff diezmada por la crisis y los escándalos de corrupción y un Congreso hostil que se niega a aprobar las medidas de austeridad que propone el Gobierno.

   En caso de que el 'impeachment' contra Rousseff salga adelante sería la segunda vez en la que el gigante sudamericano aparta a un presidente por esta vía, después del fin prematuro del Gobierno de Fernando Collor de Melo en 1992.