5 de junio de 2007

Brasil/Venezuela.- El Congreso brasileño defiende la entrada de Venezuela al Mercado Común del Sur

BRASILIA, 5 Jun. (EP/AP) -

El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil defendió hoy la aprobación en el Congreso del acuerdo de adhesión de Venezuela al Mercado Común del Sur (MERCOSUR), iniciativa que los partidos de la oposición ya han dicho que bloquearán.

Por otra parte la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP) se quejó por los retrasos, en algunos casos de hasta más de un año, que padecen los exportadores por parte de Venezuela.

El presidente de la Cámara baja, Arlindo Chinaglia, dijo que eran cosas distintas, una el rechazo del congreso brasileño a declaraciones del presidente de Venezuela, Hugo Chávez --quien calificó de "loro" de Washington a los parlamentarios de Brasilia-- y otra la incorporación del vecino país al MERCOSUR, un tratado que debe ser ratificado por los congresos de los otros cuatro socios del bloque, Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil.

Los Congresos de Argentina y Uruguay ya han aprobado el ingreso de Venezuela al citado bloque y solo falta la respuesta positiva de la Cámara en Paraguay y Brasil.

"Una cosa no tiene nada que ver con la otra. No voy a hacer de esto un centro de acción política" entre Gobierno y oposición, dijo Chinaglia al ser consultado por periodistas en el congreso sobre la postura de algunos parlamentarios de votar contra el proyecto de adhesión.

Chinaglia, citado en una nota de la Cámara, añadió que eventuales problemas relacionados a prácticas democráticas y de libertad de expresión en Venezuela deben ser discutidos por el recién creado Parlamento del MERCOSUR, en su próxima reunión en Montevideo el 25 de junio.

La votación del tratado en Brasil "puede retrasarse o quedar congelada mientras todo esto se aclara", dijo en conversación telefónica el diputado Max Rosenmann, uno de los 18 legisladores brasileños que representan al país en el Parlamento del MERCOSUR.

Una eventual negativa del Congreso de Brasil al tratado de adhesión significaría que el país no ingresa al bloque con poder de voto, dijo el senador Sergio Zambiasi, también miembro del Parlamento. "Los presidentes pasan, los países quedan...confío en que vamos a superar esta crisis y votar a favor", acotó en entrevista telefónica.

Pero los empresarios comienzan a quejarse y la Fiesp indicó en un estudio divulgado por correo electrónico que compañías que exportan productos, desde celulares hasta algodón y aluminio, a Venezuela tiene retrasos en recibir sus pagos, estando pendiente al menos 23 millones de dólares en pagos, debido al burocrático sistema de otorgamiento de dólares en la vecina nación, donde rige un control de cambio de divisas.

Según el director adjunto del departamento de comercio exterior de la Fiesp, Carlos Cavalcanti, los retrasos pueden llegar hasta unos 100 millones de dólares en exportaciones debido a que muchas empresas no reportan sus datos por reservas frente a competidores, indicó el martes el diario financiero 'Valor Económico'.