12 de julio de 2012

Cajamarca rechaza dialogar con el Gobierno para solucionar el conflicto minero

LIMA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los líderes sociales del departamento de Cajamarca, ubicado en el noroeste de Perú, han rechazado este miércoles dialogar directamente con el Gobierno de Ollanta Humala para solucionar el conflicto por el proyecto minero Conga.

"Nosotros ya no queremos ver las caras de los ministros. ¿Qué han hecho los ministros? Han escuchado a los mineros y nunca se han preocupado de escuchar nuestra posición. No puede haber diálogo", ha dicho el líder del Frente de Defensa de Hualgayoc, Edy Benavides.

En concreto, ha advertido de que "el tema del agua es innegociable". Las comunidades de Cajamarca rechazan el proyecto minero porque aseguran que detraerá los recursos hídricos de la región. El Gobierno, por su parte, dice que el suministro está garantizado.

De esta forma, Benavides ha reaccionado a la intención del Gobierno de nombrar unos representantes directos en las negociaciones por el conflicto minero, en las que hasta ahora la Iglesia Católica ejercía de mediadora.

Además, ha instado al presidente peruano a "dar una respuesta en el más breve plazo posible" al pliego que la comitiva religiosa le entregó el pasado martes con las demandas de las comunidades de Cajamarca, reiterando su rechazo al proyecto minero y pidiendo que se levante el estado de emergencia.

"Si esto se dilata más, va a haber cosas que no queremos. Nuestra posición es ni un muerto más. No más violencia ni derramamiento de sangre", ha dicho el líder social, en declaraciones recogidas por el diario 'Perú21'.

El conflicto se desató el 4 de julio, cuando los detractores del proyecto minero se enfrentaron a las fuerzas de seguridad en el municipio de Celendín. Las protestas se trasladaron a otros puntos de la región y se saldaron con cinco muertos, entre ellos un joven de 17 años, y decenas de heridos.

En este contexto, el Gobierno declaró el estado de emergencia en las provincias de Celendín, Hualgayoc y Cajamarca. La medida estará vigente 30 días y podrá prorrogarse en caso de que persistan las circunstancias que han llevado a su implementación.