8 de septiembre de 2014

La campaña de Rousseff cambia de estrategia tras las denuncias de corrupción en Petrobras

La campaña de Rousseff cambia de estrategia tras las denuncias de corrupción en Petrobras
UESLEI MARCELINO / REUTERS

RÍO DE JANEIRO, 8 Sep. (Notimérica/EP) -

   La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se ha visto obligada a hacer algunos cambios en su equipo de campaña y a cambiar de estrategia de cara a la reelección, después de las revelaciones del ex director de abastecimiento de Petrobras, Paulo Roberto Costa, que ha involucrado a diversos políticos del Partido de los Trabajadores (PT) y de su base aliada en un supuesto esquema de desvío de dinero.

   Para defenderse de los ataques relacionados con la corrupción en Petrobras Rousseff ha encargado la coordinación de la campaña al ministro de Desarrollo Agrario, Miguel Rossetto. Hasta ahora se encargaban de ello el presidente del PT, Rui Falcão, y el ex jefe de gabinete de Rousseff, Giles Azevedo.

   La decisión sería un intento de diluir el poder de Falcão y de visibilizar mejor la distancia entre Rousseff y el tesorero nacional del partido, João Vaccari, uno de los mencionados por Costa en la supuesta trama de corrupción en Petrobras. Rossetto pertenece al ala más izquierdista del PT y goza de la máxima confianza de la presidenta, puesto que se conocen desde hace más de 20 años.

   Una de sus tareas más urgentes será frenar el ascenso de la candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB), Marina Silva. Para ello intentará aprovechar el hecho de que en las revelaciones que ha publicado este fin de semana la revista 'Veja' Costa también involucra al hasta hace pocas semanas candidato del PSB, Eduardo Campos, muerto en accidente de avión.

   Según apunta la prensa local, el PT intentará ahora reforzar la idea de que Silva es la heredera política de Campos y que tiene que responder por sus actos, a pesar de que la ex líder ecologista se afilió al PSB hace unos meses y se convirtió en candidata de manera imprevisible, debido a la muerte de Campos.

SILVA, TRANQUILA

   La candidata socialista calificó este domingo de "frívola" la mención a Campos en el esquema de corrupción de Petrobras, y aseguró que pretende reaccionar a esas denuncias "con tranquilidad, conversando con las personas", según recogió el diario 'Estado de São Paulo'.

   Su equipo de campaña intentará centrar la cuestión en la gestión que el PT ha hecho de la compañía estatal, intentando vincular al partido de Rousseff con las irregularidades cometidas en la empresa, que ha perdido la mitad de su valor en el mercado en los últimos tres años.

   Por último, el candidato del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), Aécio Neves, intenta aprovechar el caso para atacar a las dos candidatas favoritas, aunque ya es poco probable que pueda remontar. Todas las encuestas de intención de voto lo sitúan en un discreto tercer puesto, sin ninguna opción de pasar al segundo turno.