14 de junio de 2006

CAN.- Los líderes de la CAN lamentan el abandono de Venezuela e insisten en la integración de los países formantes

QUITO, 14 Jun. (EP/AP) -

Los presidentes de Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia ratificaron el martes su "vocación integradora" en una cumbre extraordinaria de la Comunidad Andina de Naciones, CAN, donde se lamentó el abandono de Venezuela y se manifestó la voluntad de fomentar tratados comerciales con otros países, incluido Estados Unidos.

Durante su discurso como anfitrión de la cita, el presidente ecuatoriano Alfredo Palacio afirmó que los mandatarios andinos lamentaban "la dolorosa decisión tomada por el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela de denunciar el acuerdo" y agregó que "reconocemos en ello, un derecho soberano". "Mantenemos la esperanza, que nuestras hondas raíces comunes, permitan el reencuentro de Venezuela con la región", afirmó.

El presidente venezolano Hugo Chávez, que no estuvo presente en la cita, anunció el retiro de su país de la CAN cuando aseguró que el bloque subregional, creado en 1969, estaba "muerto".

La cumbre en Quito fue convocada de manera extraordinaria por el mandatario boliviano Evo Morales, que asumió formalmente la presidencia pro témpore del grupo.

Junto a los mandatarios de Ecuador y Bolivia acudieron a esta cumbre los presidentes Alvaro Uribe, de Colombia, y Alejandro Toledo, de Perú, los cuatro países de la CAN.

En su discurso, el presidente boliviano, vestido como acostumbra con un saco de lana oscuro y sin corbata, realizó un llamado a la unidad de los países andinos.

"Unidad para fortalecernos internamente, nacionalmente y regionalmente pero unidad fundamentalmente ante algunos poderes externos. Unidad ante Estados Unidos para negociar mejor o para dialogar mejor con nuestros pueblos, unidad ante la Unión Europea, unidad ante todo el mundo", aseguró.

Enfatizó que es "importante salvar a la CAN en beneficio de nuestras mayorías nacionales".

El presidente Toledo expresó en una rueda de prensa posteriormente que con un "sentido de solidaridad, de cohesión" con el bloque andino, Perú respaldaba "el pedido de aquellos países que así lo requieran" refiriéndose a la solicitud de extensión de esas preferencias arancelarias que concluyen en diciembre de este año.

Toledo reconoció que "cada país tiene diferentes visiones y velocidades para un acuerdo comercial" con Estados Unidos.

Los jefes de estado acordaron establecer las bases para iniciar negociaciones para un acuerdo de asociación con la Unión Europea hasta el 20 de julio y definieron solicitar al presidente estadounidense George W. Bush, una ampliación de las ventajas arancelarias que favorecen a las naciones andinas.

Toledo explicó que los mandatarios encargaron al presidente Uribe, que tiene previsto viajar el martes a Estados Unidos, lleve ese pedido a Bush.

Los mandatarios aprobaron tres documentos oficiales: una carta dirigida al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao, otra a Bush y una Declaración de Quito en la que se ratifica "su firme decisión de avanzar en el fortalecimiento y consolidación de la Comunidad Andina, así como en la profundización de sus relaciones externas".