6 de mayo de 2015

La nueva primera ministra de Alberta: "Por fin ha llegado el cambio a la provincia"

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

   La líder del Nuevo Partido Democrático (NDP), Rachel Notley, ha afirmado este martes tras su amplia victoria electoral en las elecciones provinciales en Alberta que "por fin ha llegado el cambio a la provincia".

   "Creo que podríamos haber hecho un poco de historia esta noche", ha apuntado, antes de prometer "nueva gente, nuevas ideas y un nuevo comienzo para esta gran provincia", según ha informado la cadena de televisión canadiense CBC.

   El NDP ha dado un golpe sobre la mesa logrando la mayoría absoluta con un 40,51 por ciento de los votos y 53 escaños, superando ampliamente su mejor cifra histórica, conseguida en 1986 con 16 representantes.

   Notley pasará así a ser la nueva primera ministra de Alberta, poniendo fin a una dinastía del Partido Conservador Progresivo (PC) que se extendía desde hacía 44 años.

   Los resultados electorales han supuesto un duro varapalo para el PC, que ha obtenido únicamente once representantes --si bien ha recabado el 27,82 por ciento de las papeletas--, lo que ha provocado la dimisión de su líder y hasta ahora primer ministro, Jim Prentice, quien convocó las elecciones en abril, en un momento en que su partido controlaba 70 de los 87 escaños de la asamblea provincial.

   "Mi contribución a la vida pública ha llegado a su fin", ha dicho, antes de asegurar que "ha sido un gran privilegio" haber ocupado el cargo de primer ministro de Alberta. Su dimisión tiene efecto inmediato.

   De esta forma, el Partido Wilrose pasará a ser el primer partido de oposición en Alberta gracias a los 20 escaños conseguidos --con el 24,25 por ciento de los votos--, lo que se suma a la victoria de su líder, Brian Jean, en el distrito electoral de Fort McMurray-Conklin.

   Los otros dos partidos que han conseguido representación en la asamblea provincial son Alberta Liberal y el Partido de Alberta, con un escaño cada uno, mientras que otras cinco formaciones han fracasado en su intento de acceder a la cámara. Aún queda un escaño por otorgar, que está en disputa entre el PC y el Partido Wildrose.

   Alberta es considerada como la provincia más conservadora de Canadá, si bien las críticas a las políticas del PC se han incrementado durante la campaña electoral hasta facilitar este vuelco electoral.