27 de diciembre de 2018

Carla Pitiot, la sindicalista que ha logrado instaurar el Día Nacional Contra el Grooming en Argentina

Carla Pitiot, la sindicalista que ha logrado instaurar el Día Nacional Contra el Grooming en Argentina
FRENTE RENOVADOR

   MADRID, 27 Dic. (Notimérica)

   Carla Pitiot creció en Trelew, un pequeño pueblo de la provincia argentina de Chubut, en la Patagonia. Un pueblo tranquilo, que pasaría desapercibido en el gigantesco país si no fuera porque allí en 1972 se cometió la masacre que terminó con el asesinato de 16 miembros de distintas organizaciones peronistas y de izquierdas que cumplían condena en la cárcel de la localidad y tras culminar con éxito su fuga fueron asesinados por orden del capitán del Ejército Luis Emilio Sosa, que años después fue condenado a cadena perpetua junto con dos de los marinos que dispararon contra los fugitivos, acusados de crímenes de lesa humanidad.

   Cuando ocurrió la masacre aún faltaba un año para que Carla naciera pero su padre, Jorge Valentín, ya era un conocido político de Trelew y su madre una reconocida militante del peronismo. Desde el retorno a la democracia en 1983 quien tuvo cargos públicos fue su padre, pero en su casa siempre se habló con mucha libertad y naturalidad de política y de servicio. "Por eso lo valoramos tanto", reconoce a Notimérica la abogada, que ocupa desde 2015 un escaño en el Parlamento Nacional como diputada del Frente Renovador y que recientemente ha pasado por Madrid para acudir a unas jornadas sobre liderazgo de jóvenes iberoamericanos.

   Su familia le había transmitido de pequeña una máxima: "La política es servicio, es pensar primero en los otros, es sacrificio y vocación". Creció con esos valores y desde pequeña soñó con ser política. Lo que no sabía era "que llegaría tan alto", ni que lo haría desde el sindicalismo. Estudió derecho y a los veinte años comenzó a trabajar en la Auditoría General de la Nación, la entidad de fiscalización de Argentina. Disfrutaba de su trabajo como abogada, pero no con la plenitud con la que sabía que podía disfrutar del sindicalismo.

   Se afilió hace más de 20 años al APOC, el sindicato que representa a los trabajadores de los organismos de control del país, donde ocupó el cargo de delegada del organismo hasta que poco después se integró en la Comisión Directiva. Está haciendo un repaso de su biografía y su rostro se ilumina cuando habla de esa época. "Cuando conocí a mis compañeros del sindicato, cuando los vi en la relación con los trabajadores y trabajadoras, descubrí que era justamente eso lo que quería hacer en mi vida. Servicio, ayuda, mejorarles la vida laboral y personal. Es difícil de explicar pero fue así, un instante, un descubrimiento, lo vi y lo sentí con una claridad meridiana", espeta del tirón, casi sin pausa.

   La tarea gremial, el mano a mano con los afiliados, la representación de los intereses profesionales y derechos de los trabajadores y trabajadoras es "lo que más feliz me hace". Siente que su tarea es la reivindicación y defensa de sus compañeros ya que "en la actividad sindical hay mucho de valores solidarios y de logros colectivos", que es precisamente la manera de entender la política de Carla y la que ahora intenta transmitir desde el Parlamento nacional.

GROOMING

   Esa lucha sindical ha estado plagada de trabajo, de frustraciones, pero también de grandes logros. Muchos de ellos llevaron varios años de trabajo y tienen que ver con la regularización de la relación laboral. También han conseguido que APOC y todos los trabajadores representados tengan presencia en los medios de comunicación, logrando incluso espacios en la televisión pública y en distintas radios. Han abierto un Centro de Estudios especializado en la concienciación sobre la meritocracia y en promover tareas de control gubernamental.

   Pero de entre sus mayores logros, dos de ellos son el programa educativo 'Escuela de Vecinos', que desarrollan con jóvenes hace más de 10 años, y la fundación de Elauditor.info, una plataforma de análisis de la gestión pública convertida en un sitio periodístico que da a conocer el trabajo de los organismos que controlan el Estado resumiendo y haciendo accesible a la ciudadanía los informes de auditoría y los fallos del Tribunal de Cuentas, que suelen ser "muy largos y técnicos". Los trabajadores de la web hacen accesibles las informaciones y resoluciones más importantes sobre temáticas que incumben a todos los argentinos como pueden ser los desvíos de fondos de obras públicas, la falta de insumos en hospitales, la dejadez en el mantenimiento de infraestructuras o los asuntos que conciernen al incumplimiento de medidas en materia ambiental. Todo esto lo hacen, explica Carla, porque están convencidos de que "la transparencia y el acceso a la información son dos ejes fundamentales para que la gestión pública mejore la calidad de vida de todos los ciudadanos".

   Todo lo anterior es un orgullo para la diputada a nivel de trabajo sindical, pero desde que decidió entrar definitivamente en política --de la mano del partido Frente Renovador, cuyo líder, Sergio Massa, perdió las primarias de las elecciones generales contra Mauricio Macri-- también ha habido un momento clave que Carla recuerda con especial cariño por ser el fruto de un trabajo por el que luchó "contra viento y marea". Desde su escaño consiguió la instauración en Argentina del Día Nacional Contra el Grooming, anglicismo usado para referirse a los engaños pederastas que implican una serie de conductas y acciones deliberadamente emprendidas por un adulto, a través de Internet, "con el objetivo de ganarse la amistad de un menor de edad y creando una conexión emocional con el mismo con el fin de disminuir las preocupaciones del menor y poder abusar sexualmente de él".

   La aprobación de la Ley de Grooming se había producido por el Senado de la Nación el 13 de noviembre de 2013 y estableció que "será penado con prisión de seis meses a cuatro años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma". Desde aquel momento Carla sintió la necesidad de establecer un Día Nacional que ayudase a seguir difundiendo esta problemática y a reflexionar sobre ella, pues el 'grooming' es, según sus palabras, "un problema creciente en nuestro país".

   Así que con el apoyo de diversas organizaciones de la sociedad civil solicitó en agosto de 2016 al Congreso y al Senado la instauración de un día oficial para "extender y fortalecer los debates, con el ánimo de construir un entorno más seguro en Internet y proteger los derechos de los niños y adolescentes", tal y como relataba en su petición a las Cámaras. La resolución llegó el pasado 12 de octubre, más de dos años después, pero "por fin" este 13 de noviembre se ha celebrado en Argentina el primer Día Nacional Contra el Grooming.

MUJERES EN POLÍTICA

    Nació en un país que en los últimos años está siendo ejemplo mundial en la lucha contra los feminicidios y al hablar sobre la posición de las mujeres en política también tiene claro cuál es su postura: "no es una novedad que la política y el sindicalismo son ámbitos difíciles para la participación y accionar de las mujeres. No significa que seamos menos, las mujeres estamos, luchamos y militamos, tal vez en mayor número que lo varones; pero esa proporción no se da en los cargos de mayor jerarquía o dirección de los partidos políticos y cúpulas de los sindicatos". Pese a ello, pese a las dificultades, a Carla eso no le detiene. "Si bien puede haber obstáculos, nunca me limitaron ni me di por vencida. Confío en lo que soy, en mi vocación y en lo que puedo aportar al conjunto. Ese es mi sendero y mi norte", reconoce.

   Está a cargo de la Secretaría de Igualdad de Oportunidades de APOC y desde allí tal vez lo más gratificante es haber logrado "la participación creciente y el compromiso de los compañeros varones en las actividades, acciones y políticas" y haber conseguido "que trabajamos todos en conjunto por la igualdad, la equidad salarial, la lucha contra la violencia de género y por la diversidad". La Secretaría de APOC que dirige Carla está ahora mismo inmersa en elaborar protocolos para "erradicar la violencia laboral y de género" y en promover la ampliación de derechos laborales vinculados con los permisos de maternidad.

    Pese a que siente que aún quedan muchos retos en materia de participación "real" de las mujeres en la política y en los sindicatos, Carla confía en que "estamos atravesando la era de los nuevos liderazgos femeninos". Eso desde su perspectiva de feminista. Desde su otro aspecto fundamental, el de sindicalista que le ha acompañado toda la vida, seguirá tomando medidas para el control gubernamental pues está "convencida de que existe una relación directa entre el control, la fortaleza institucional, la anticorrupción y el nivel de vida de los ciudadanos".

    En conclusión, quiere cambiar la forma de hacer política en Argentina y quiere hacerlo fortaleciendo el papel de las mujeres en las instituciones. Volverá a ir en las listas de su partido de cara a las elecciones de octubre de 2019 y, si logra un escaño, tendrá cuatro años más para seguir haciendo política. Cuatro años que considera "cruciales" para asentar todos estos cambios.

Para leer más