5 de agosto de 2009

Cede resistencia de GM a oferta de Magna: políticos alemanes

Por Angelika Gruber y Kevin Krolicki

FRANKFURT/DETROIT (Reuters/EP) - General Motors y el grupo canadiense Magna International limaron asperezas de la oferta de la firma canadiense por Opel y sólo restan resolver un puñado de temas, dijeron el miércoles políticos alemanes.

Magna compite con el grupo belga RHJ International SA, que también presentó una oferta por la unidad europea de la estadounidense GM, que hasta ahora no ha dicho claramente cuál de las dos prefiere.

Alemania, que daría ayuda financiera a Opel tras la operación, y GM deben llegar a un acuerdo sobre qué empresa se quedará con una parte de Opel, pero no hay hasta ahora señales de consenso.

Los políticos alemanes por ahora muestran mayor entusiasmo por la oferta de Magna.

"GM y Magna se han acercado, hay acuerdo en buena parte de los puntos críticos", dijo Hendrik Hering, ministro de Economía del estado de Rhineland-Palatinate, donde Opel tiene una planta.

Sus comentarios fueron compartidos por otros funcionarios tras una sesión de negociaciones el martes.

Los cuatro estados alemanes que tienen plantas de Opel están involucrados en las negociaciones y han ofrecido créditos puente para mantener a la empresa a flote mientras encuentra un socio.

El próximo paso esperado es que el directorio de GM haga una recomendación formal sobre uno de los interesados.

Luego el fideicomiso que actualmente controla Opel -formado por GM y representantes de Alemania- deben aprobar a un comprador.

Ed Whitacre, presidente del directorio de GM, dijo que las negociaciones sobre Opel siguen su curso.

"Esperamos una conclusión en el futuro cercano", dijo Whitacre a periodistas en una teleconferencia.

Magna, que presentó la oferta en conjunto con el banco ruso controlado por el Estado Sberbank y la automotriz GAZ, quiere expandir Opel a gran escala y augura altas tasas de crecimiento, especialmente en Rusia.

Directivos de GM dijeron, según reportes de prensa, que lo que les preocupa de la oferta de Magna son cuestiones de patentes y su expansión en el mercado ruso.

Pero un político alemán al tanto de las discusiones dijo que sólo tres puntos siguen pendientes.

"De los 26 puntos originales, quedan tres", dijo la fuente. Añadió que esos tres incluyen comisiones por licencias y cómo se realizarían las futuras ampliaciones de capital, porque GM quiere mantener su influencia en la empresa.