12 de mayo de 2007

CELAM.- Cientos de personas esperan en el exterior de la Basílica de Aparecida para rezar el Rosario junto al Papa

SAO PAULO, 12 May. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Laura Caldito) -

Cientos de peregrinos venidos desde todos los puntos de Brasil aguardan en el exterior de la Basílica de Nossa Senhora de Aparecida bajo un fuerte sol a que den las 18:00 horas de la tarde para rezar el Rosario junto al Papa Benedicto XVI, que después dedicará unas palabras a los sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas y diáconos que se encuentren entre ellos.

Enormes filas de personas se alargan a los alrededores del gran templo católico, uno de los mayores de Brasil, para poder entrar en la Basílica. Para protegerse del sol, muchos de ellos utilizan gorras, paraguas o banderas brasileñas, mientras buscan las pocas sombras que les permitan huir del calor, que no parece hacer mella en sus ánimos. Los cánticos a Benedicto XVI y la Virgen se entremezclan con los rezos de rosarios.

Entre los peregrinos que se han desplazado hasta el momento a Aparecida se encuentran miembros de muchas congregaciones que han venido a escuchar las palabras del Papa. Franciscanos, sacerdotes y monjas de diversas hermandades se mezclaban con las decenas de brasileños que esperaban entusiasmados el rezo con el Papa.

Mientras tanto, Aparecida luce con sus mejores galas para recibir a peregrinos, religiosos y periodistas. Prácticamente todos los hoteles de la ciudad, muchos para su pequeño tamaño, están rebosantes de personas que continúan llegando. Se espera que mañana haya unas 500.000 personas en la ciudad, de unos 35.000 habitantes. Hoy, las autoridades han advertido de que las carreteras de acceso tendrán un tráfico complicado.

Entre las otras advertencias de las autoridades a los fieles, se encuentra la de utilizar protección solar, ropas ligeras y zapatos cómodos y beber abundante agua. Serán muchas las horas que los peregrinos tendrán que pasar bajo el sol, también mañana cuando asistan a la misa que comenzará a las 10:00 horas (hora local, 15:00 hora peninsular española) y con la que Su Santidad inaugurará la V Conferencia General del Episcopado de América Latina y Caribe.