7 de agosto de 2009

Cerebro del "Gran Robo del Tren", más cerca de su libertad

Por Stefano Ambrogi

LONDRES (Reuters/EP) - El autor del "Gran Robo del Tren" de Glasgow, Ronnie Biggs, saldría de prisión el viernes, luego de que el secretario de Justicia de Gran Bretaña, Jack Straw, acordó liberarlo por razones humanitarias.

Biggs, quien se ha reportado tiene una salud frágil y está hospitalizado con neumonía, celebró el sábado su 80mo. cumpleaños , 46 años después del día del infame atraco multimillonario que le ganó un lugar en la historia.

Junto con otros 11 cómplices, Biggs robó el tren postal que hacía el trayecto Glasgow-Londres en 1963 y se llevó 2,6 millones de libras, unos 30 millones de libras actuales (49 millones de dólares).

El crimen se hizo conocido como "El Gran Robo del Tren".

El hombre fue apresado y sentenciado al año siguiente, pero escapó de la cárcel 15 meses después.

Luego de su huida, pasó décadas como fugitivo, viajando brevemente desde Australia a Panamá y Venezuela, antes de radicarse en Brasil, donde su estilo de vida de "playboy" y su descarado desafío a las autoridades británicas lo convirtieron en una leyenda criminal.

Biggs regresó voluntariamente a Gran Bretaña en el 2001 y ha estado encarcelado desde entonces, pero su debilitada salud condujo al debate sobre si debería ser liberado luego de cumplir sólo 10 años de una condena de 30.

Straw aprobó su liberación el jueves luego de que se le informó que es poco probable que Biggs se recupere, revirtiendo la decisión que tomó el mes pasado de negarle la liberación debido a que no se había mostrado arrepentido por su crimen.

El hijo de Biggs, Michael, quien permanece junto al lecho de su padre en el Norfolk and Norwich University Hospital, dijo que está esperando un documento firmado de las autoridades que garantice su libertad.

Una vez que éste arribe, los guardias ubicado dentro y fuera de su habitación, y el equipo de seguridad como los detectores de metal, serán removidos.

Michael Biggs dijo que su padre, que ha sufrido varias apoplejías, era incapaz de hablar, caminar o alimentarse por sí mismo. Pero no obstante indicó que estaba "absolutamente "complacido con las noticias.

"Le tomó unos minutos usar una pizarra para expresarse, pero su primera palabra es que está 'extasiado'. El está muy contento", dijo Michael a los periodistas de televisión afuera del hospital.

"Estamos muy felices de que el sentido común finalmente haya prevalecido y esperamos que dentro de las próximas horas arribe el fax que lo declare un hombre libre", agregó.