8 de junio de 2006

Chile.- Los 253 policías de una prisión en el norte de Chileinician una huelga por demandas laborales

Exigen mejor alimentación y pago de asignaciones por traslado azona extrema.

SANTIAGO, 8 Jun. (de la corresponsal de EUROPA PRESS ClaudiaRiquelme) -

Los 253 gendarmes (policías de prisiones) de una cárcel de seguridad en el norte de Chile, mantienen desde el lunes pasado una huelga en demanda de mejoras en sus raciones alimenticias y para exigir que se les pague una asignación especial por haber sido trasladado a una zona extrema.

La situación implica a los funcionarios penitenciarios de la cárcel de Alto Hospicio, una comuna con altos índices de pobreza ubicada en la ciudad de Iquique, a casi 1.900 kilómetros al norte de la capital chilena.

Según informó el portavoz de los gendarmes y presidente de la Asociación de Funcionarios Penitenciarios, Juan Carlos Orellana, la alimentación que reciben los policías son de baja calidad y no les permiten enfrentar la demanda energética que les exige su trabajo como custodios de presidiarios condenados por delitos de alta peligrosidad.

"Hemos detectado hasta alimentos con microorganismos, lo que es un atentado a la compleja misión que desempeñamos y las extensiones horarias que tenemos", dijo Orellana.