30 de enero de 2008

Chile.- La activista mapuche espera un escrito de La Moneda para deponer su huelga de hambre de más de 100 días

El ministro del Interior chileno dijo que "éste no es el Gobierno de Margaret Thatcher, que dejaba morir de hambre a los huelguistas"

SANTIAGO, 30 Ene. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Claudia Riquelme) -

La activista mapuche Patricia Troncoso, condenada a diez años de cárcel por la Ley Antiterrorista, espera que La Moneda le haga llegar hoy por escrito el compromiso de entregarle beneficios carcelarios para que deponga una huelga de hambre que inició hace 112 días.

Conocida como "La Chepa", la mujer ha perdido casi 30 kilos y se encuentra en un delicado estado de salud, internada en un hospital de Chillán, 399 kilómetros al sur de Santiago, a la espera de la confirmación de la mediación realizada por la Iglesia Católica que permitió que La Moneda accediera a sus peticiones: salida dominical para ella y otros dos condenados por el delito que la mantiene en la cárcel, el incendio de una hacienda, y su traslado a un centro agrícola de rehabilitación.

Patricia Troncoso, ex estudiante de Teología, abrazó la causa mapuche de recuperación de sus tierras ancestrales y, en 2002, fue enjuiciada por quemar un predio junto a otras dos personas.

Familiares de la mujer dijeron la noche del martes a EUROPA PRESS que Troncoso, si bien aceptó la mediación de la Iglesia Católica que permitió el otorgamiento de los beneficios, terminará su ayuno sólo cuando vea ese compromiso por escrito y haya garantías de su cumplimiento.

Al defender los beneficios otorgados a Troncoso, el Gobierno chileno dijo que ella recibió lo que permite la ley para cualquier persona privada de su libertad y rechazó las críticas de la oposición derechista que ha reclamado por la medida. Al respecto, el ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, dijo que "éste no es el Gobierno de Margaret Thatcher, que dejaba morir de hambre a los huelguistas", en referencia a los independentistas irlandeses que fallecieron en prisión por huelga de hambre reivindicando que se les devolviera el status de presos políticos.